Locales

Escasez y altos precios de juguetes complicarán visita del “Niño Jesús”

Compradores se quejaron por la poca oferta de juguetes en comercios / Foto: Samir Aponte

“Dan lástima y ganas de lloras las estanterías y los precios de los pocos juguetes que tienen las tiendas”, comentó Miriam Moreno, madre de dos niños (uno de 4 años y otro de 6), quien recorría comercios del casco central de Puerto La Cruz.

La secretaria de 36 años de edad relató que la mañana de ayer salió “ilusionada” a buscar los regalos del “Niño Jesús” con 750 mil bolívares, que había cobrado como parte de sus aguinaldos.

Detalló que Salvador, su primogénito, pidió en su carta una bicicleta, pero caminó más de una hora por el centro porteño sin encontrar lo que buscaba.

“He entrado a más de cinco tiendas y nada. No hay. Aunque ni ganas tengo de encontrarla porque supongo que debe estar por encima del millón de bolívares y lo que tengo no me alcanzará”, expresó Moreno.

“Lo veo muy caro”, “no podré comprarle el regalo para el 24” o “no se encuentra nada”, fueron algunos de los lamentos que se repitieron en boca de otros ciudadanos, quienes entraban y, rápidamente, salían de las tiendas al ver los costos que marcaban los artículos.

Sin variedad
En la quincallería-juguetería Arcoiris Center, ubicada en la calle Sucre de la capital del municipio Sotillo, su dueño, Víctor Yu, le endosó la escasez de juguetes a los proveedores que “se desaparecieron”.

El comerciante, de origen asiático, recordó que la última vez que renovó inventario fue hace cuatro meses, cuando pudo comprar parte de lo que tiene en sus mostradores.

“Tengo lo que ves aquí”, indicó refiriéndose a unos kits de pelotas, marca Tamanaco, cuyo precio era de 470 mil; unas muñeca estilo “bebé querido” con coche en Bs 395 mil, unos carros a control remoto en Bs 120 mil y un combo de autos de plástico en Bs 280 mil.

“Y todo tiene precio viejo. No se lo he actualizado para que esa mercancía pueda salir”, aseguró el minorista.

Yu lamentó la situación económica que atraviesa el país y mencionó que años atrás su tienda, para estas fechas, lucía repleta. “A esta hora no podía estar sentado como lo estoy ahora. La gente no paraba de entrar y salir de aquí, comprando”.

El empresario indicó que las ganancias del negocio son muy bajas, pues de unos 100 clientes que entran diariamente a su local, apenas cinco compran algo, “y eso en el mejor de los casos”.

En la tienda Hobby 2000, ubicada en el centro comercial Central Madeirense de la ciudad portocruzana, el panorama luce igual de desierto.

Una vendedora del establecimiento, que se identificó como Heidy, dijo que hasta el momento no les han dicho si renovarán inventario. “Sólo contamos con lo que se ve en los estantes”.

Por las nubes
Pero la poca variedad de mercancía frena a los anzoatiguenses para comprar los regalos para sus pequeños, sino también sus elevados costos, que según los propios padres resultan “exorbitantes”.

Por ejemplo, en un monopatín, ofertado en 950 mil bolívares en comercial Mundo Toys de la avenida 5 de Julio, se deberían gastar alrededor de cinco salarios mínimos (Bs 177 mil 507).

En ese mismo local se pueden conseguir laptos (computadoras portátiles) para niños de hasta 8 años de edad en Bs 950 mil y Barbie en 220 mil bolívares.

Para los varones, exhiben la pista marca Hot Wheels con ocho carros en 895 mil bolívares, una pelota de baloncesto en 139 mil bolívares y una de fútbol en 320 mil bolívares.

Puerto La Cruz / Alejandra Maigua

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!