DEPORTES  Economía

Economistas descartan que medidas solventen escasez de efectivo

Economistas dicen que medidas gubernamentales son como “apagar fuego con gasolina” / Foto: Internet

“Cada vez que tengo que ir al banco a cobrar la pensión es una odisea para mí. En ocasiones me dan mucho menos de lo que vengo a buscar o cuando intento sacar por el cajero no hay. Honestamente cada día me siento más desesperada porque el dinero no me alcanza, el efectivo se me escurre entre las manos y mi calidad de vida es peor en este momento, cuando se supone que debería estar más tranquila”. Esta ha sido la experiencia de Ana María Lara, una pensionada que vive las dificultades por la falta de efectivo que se ha venido agravando en los últimos meses.

Para Ramón Machado, este viacrucis lo vive la mayoría de los venezolanos. “En ocasiones tengo que disponer de mi hora de almuerzo en el trabajo para meterme en la cola de un cajero y sólo obtengo cinco mil bolívares, cuando logro sacar de un banco distinto al que soy cliente. De verdad que esta situación me tiene angustiado. Sobrevivir en Venezuela es un acto de valentía”, relata.

Aunado a esta situación el pago de utilidades, bonificaciones especiales y demás contribuciones a los trabajadores, propias de los últimos meses del año, se han convertido en detonantes que han agudizado el grave problema de efectivo por el que atraviesa el país, que ni la entrada del nuevo cono monetario o la implementación del Pago Móvil Interbancario han podido solventar.

Especialistas consultados por El Tiempo coinciden en señalar que las medidas adoptadas por el Gobierno no resolverán el problema.

Para la economista Karelys Abarca, investigadora del Observatorio de Gasto Público (OGP) del Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad), la falta de dinero circulante es una clara señal de la hiperinflación (aumentos de precios de 50% mensual).

“Estudiosos en la materia aseguran que oficialmente se comenzó a sentir en octubre, pero el comportamiento hiperinflacionario está presente desde muchos meses antes (…) Venezuela viene manifestando amenazas de hiperinflación desde hace tres años y ya para 2016 cerramos con una posibilidad real. La grave escasez de efectivo ocurre, en parte, porque no se está produciendo las piezas monetarias en el país y se están importando; además el Estado se encuentra realizando los pagos de manera inapropiada, entonces no se ha entregado en los lapsos correspondientes la oferta monetaria que se solicita”.

Explica que los ciudadanos se han visto en la obligación de manejar más efectivo; aunado a ello las plataformas electrónicas están fallando, lo que conlleva a esa gran demanda de dinero. “Este panorama de poca oferta de efectivo y mucha demanda produce la escasez”.

En cuanto a la puesta en funcionamiento de nuevos sistemas para simplificar el pago electrónico, la especialista indica que los mismos no están adaptados para poder soportar un incremento exponencial en el número de transacciones.

“Si bien el gobierno propone emigrar a las transacciones electrónicas, estas no son en este momento una solución debido al colapso de las plataformas, en principio porque desde empresas como la estatal Cantv no se está invirtiendo en adecuación tecnológica. Eso hace que el internet sea muy lento, por lo tanto las comunicaciones no sean estables“, dijo.

Medidas de emergencia
El gobierno debe tomar medidas de emergencia, y a juicio de Abarca “lamentablemente no lo está haciendo”.

“La acción del gobierno se traduce en medidas que coloquialmente se pueden ver como apagar el fuego con gasolina, como por ejemplo los constantes anuncios de aumento de sueldo mínimo”, explicó.

Enfatiza la analista que este tipo de medidas “no va a controlar la inflación, sino que por el contrario va a potenciarla”.

Recuperar la productividad
El analista financiero José Ignacio Guarino detalla que el fenómeno económico que estamos viviendo en Venezuela es bastante complejo “porque cada día tienes menos oferta de bienes y servicios, por supuesto la demanda supera la oferta, y esto hace que haya presión sobre los precios y sobre la cantidad de dinero necesaria para las transacciones más vitales”.

“Los incrementos de precios en Venezuela no son sencillos de asimilar. Por ello es necesario que haya productividad en el país, necesitamos un aparato productivo que funcione. Si el país no tiene una política monetaria coherente es muy complicado que puedas calcular cuántas serían las piezas necesarias para poner a funcionar la economía”, explica.

Guarino advierte sobre la importancia de aplicar un plan de estabilización económica. “Con estas distorsiones existentes es utópico hablar de cuántas piezas son indispensables para el país. Venezuela necesita un verdadero ajuste macroeconómico, que no sea satanizado desde ninguno de los actores políticos”.

Con la puesta en circulación del billete de 100 mil bolívares, y su escaso poder adquisitivo, Guarino detalla que el reto está en fortalecer la capacidad del ciudadano poder acceder a productos y servicios.

“Más allá de un cambio en la denominación de los billetes el país demanda un fortalecimiento del poder de compra de esa pieza para poder corregir esas distorsiones. Si no se hace entonces tendremos que vale más el papel moneda que la unidad de cambio que representa ese billete. Lo primero que debe suceder acá es parar la impresión de dinero indiscriminada que tiene actualmente el BCV que no es más que dinero inorgánico”, acota.

Caracas / Rafael Arias

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Segunda División de Venezuela Hexagonal Final Grupo A

EquiposJJJGJEJPPTS.
Gran Valencia
961219
Academia Pto Cabello950415
Ureña942314
Petroleros941414
Angostura941413
ULA FC91174

Publicidad

Segunda División de Venezuela Hexagonal Final Grupo A

EquiposJJJGJEJPPTS.
Gran Valencia
961219
Academia Pto Cabello950415
Ureña942314
Petroleros941414
Angostura941413
ULA FC91174

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!