Venezuela

Antonio Pasquali: “La incomunicación de la oposición es inducida desde Miraflores”

“Todos los dictadores usan la TV abundantemente”, señala Antonio Pasquali / Foto: Archivo

-Luego de las regionales el Gobierno terminó posicionando una imagen de paz, mientras la oposición es ahora la parte terrorista ¿Es esto definitivo?
-Todo estaba previsto en la profética novela “1984” que George Orwell escribió en 1948: los dictadores inventarían una “neolengua” y tendrían un Ministerio de la Verdad para fabricar mentiras históricas, del Amor para perseguir, torturar y matar a quien no amase al tirano, de la Paz para hacer guerras y de la Abundancia para manipular políticamente la escasez. Chávez y Maduro son unos vulgares copiones.

-¿Es directamente proporcional la hegemonía mediática oficialista con su nivel de audiencia?
-Diría que inversamente: se ubica entre un 0,4 y un 2,5%, su promedio total es del 1,26%. La hegemonía del régimen está en su parte represiva de la libre comunicación.

-¿Es el poder de los medios oficialistas como lo fue el de Berlusconi en Italia?
-Nada que ver, lo que Berlusconi perseguía era básicamente quedarse con la mitad de la inversión publicitaria italiana.

-Tomando en cuenta la situación de los medios, ¿cómo califica a este sistema de Gobierno?
-Represor modelo “socialismo del siglo XXI”: no eliminar la libre expresión de un solo decreto, sino apretarle el garrote vil poco a poco, dejando sobrevivir sus formas más inofensivas para aparentar libertad de expresión.

-Si 90% de la población adversa este régimen, ¿tiene esta parte representación en los medios?
-La tiene cada día menos. Enumere cuántas emisoras disidentes cerró la dictadura, a cuántos líderes de opinión adversos persiguió y exiló, y podrá medir la mudez de las mayorías no chavistas.

Coraje y libertad

-En adelante, ¿cómo deberían actuar los medios independientes o lo que queda de ellos?
-Defender con gran coraje y a riesgo el margen de libertad que les queda.

-¿La situación de la TV actualmente?
-El Ipys ha conducido el estudio pertinente: toda la TV nacional ha sido embozalada por el régimen

-Dicen que la TV se autodestruyó apoyando a Chávez…
-A falta de otros componentes del tiempo libre, éramos y seguimos siendo un país de TV. Chávez se lanzó con brutalidad contra Rctv porque era de la oposición y “subía cerro”; muchos, y no sólo la TV, creyeron en Chávez en sus primeros meses de gobierno. La TV venía de una feroz campaña contra el sistema democrático-parlamentario.

-¿Y la prensa?
-Es el medio que heroicamente -y como puede-, aún defiende en estimable porcentaje la libertad. Se cuentan 31 periódicos oficialistas y 26 disidentes, a los que algún día se le rendirá justo homenaje.

-¿La radio?
-Sobreviven en ella rendijas de libertad: hay 333 pro-oficialistas y sólo 17 opositoras, todas con la espada de Damocles en la cabeza.

-¿Y las redes sociales?
-Afortunadamente existen los canales electrónicos, más difíciles de censurar y hostigar, pero ya el nuevo ministro del ramo anuncia severos controles y restricciones. Ojalá no nos incluya en la lista de los “países canalla” que limitan y hostigan internet.

-¿Desaparecerá el papel para la prensa?
-Claro, para la prensa y el libro también. Fue el soporte que duró menos: unos ocho siglos; es muy perecedero y el más dañino ecológicamente hablando. Los nostálgicos terminarán entendiendo que es un tema irrelevante, lo que sí es esencial es conservar la lectura, en el soporte que sea.

-¿Procede una televisión pública en dictadura?
-Todos los dictadores de la era TV la usaron abundantemente; por supuesto ninguno alcanzó, ni de lejos, el récord universal de Chávez: durante los 5 mil 60 días de su reinado, ordenó 2 mil 334 cadenas y habló por 243 mil 404 minutos: casi un semestre.

-¿El fenómeno comunicacional del socialismo del siglo XXI?
-Su triste y vulgar abuso de posición dominante en los medios.

-¿La incomunicación de la comunicación en Venezuela?
-Pese a todo hay cada día menos incomunicados, técnicamente hablando; somos parte de un proceso mundial de expansión que no se detendrá.

Diálogo destructivo

-¿La incomunicación de la oposición?
-Es una realidad grave. La incomunicación de la oposición es inducida desde Miraflores que pesa cada día más sobre el porvenir de la democracia.

-¿Qué tipo de diálogo ha existido entre las dos partes?
-¿Qué “diálogo” (nobilísimo término) puede existir cuando uno de los interlocutores tiene como meta final destruir al otro?

-¿Qué pasará con las voces disidentes del chavismo?
-Hagamos votos porque no se apaguen, por prisión exilio o cansancio.

-¿Por qué José Vicente Rangel dice ahora que la situación económica de los venezolanos es muy grave?
-Para seguir teniendo sus pies en varios zapatos, como siempre lo ha hecho.

-¿Cuánto dice Maduro en dos horas de cadena?
-Se le ve algún progreso en sus intentos desesperados de gesticular como Chávez.

-¿Trascenderán las resoluciones de la OEA, la ONU o la UE sobre Venezuela?
-Sí, tenemos los ojos del mundo puestos en nosotros, en un régimen que intenta realizar el proyecto Castro-Jruchev de hacer de Venezuela una sólida cabeza de puente comunista en el subcontinente.

-¿Cómo desarmar mediáticamente a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) cuando funge de guardia del Gobierno?
-La democracia por venir habrá de imponer cincuenta años de servicio militar obligatorio para todos sin excepción, única manera de democratizar la Fanb.

-¿Defiende el lector a sus medios?
-Creo que sí, cuando menos en el campo electrónico.

-¿Cesará la autocensura?
-Imposible, es la última y no necesariamente ilegítima ni degradante forma de autodefensa.

-¿El temor mediático del oficialismo?
-A procesos sistemáticos de contra-información veraz y creíble, que nadie lleva adelante, pero son capaces de debilitar las manipulaciones mediáticas del régimen.

-¿Se puede lavar la imagen del régimen?
-Imposible, piense nomás en los 300 millardos de dólares sustraídos a la riqueza pública.

-¿Y de la MUD?
-Aspiro a que tenga la valentía cívica de renunciar masivamente para dar paso a un Frente de Salvación Nacional como fue el caso en Portugal, Rumania y Egipto, entre otros países.

De perfil
Nacido en Rovato (Brescia), Italia, Antonio Pasquali emigró con su familia a Venezuela a los 18 años, donde se nacionalizó en 1955. Estudió Filosofía en la UCV y se doctoró en La Sorbona de París (1957). Amplió estudios en las universidades de Oxford y Florencia. Fue catedrático de Filosofía Moral y Comunicación Social de la máxima casa de estudios. Es considerado uno de los introductores en América Latina del pensamiento de la Escuela de Frankfurt. Fue miembro del Consejo Nacional de la Cultura (Conac) y coordinador del Proyecto Ratelve sobre política de la radiotelevisión pública (1974-78). Fungió como subdirector general de Unesco para el sector de la Comunicación.

 

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!