Mundo

Santos ve 2017 como un año de transición y se apresta para final de mandato

Juan Manuel Santos terminará su mandato el próximo 7 de agosto / Foto: EFE

El año que termina ha supuesto para Colombia un período de transición en lo político, social, económico y en la aplicación de la paz, según el presidente Juan Manuel Santos, quien hizo hoy balance del 2017 y se apresta para el final de su mandato que concluye el próximo 7 de agosto.

“Fue un año de transición en la paz, transición en lo económico, transición en lo social, transición en lo político”, dijo Santos con contundencia en una rueda de prensa en la que destacó que Colombia pasó “del logro” de un acuerdo con las Farc para terminar medio siglo de conflicto armado “al complejo desafío de ponerlo a andar”.

Para el mandatario “hay grandes luces” en ese tema como lo es el desarme de las Farc, así como “su renuncia a la violencia para entrar a la democracia”.

También se refirió a los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) que comenzaron en febrero pasado en Quito y cuyo principal logro hasta ahora es un alto el fuego bilateral en vigor hasta el próximo 9 de enero

Santos destacó haber conseguido el primer cese el fuego con esa guerrilla en sus 53 años de historia y anunció que el exvicepresidente de Colombia Gustavo Bell será el nuevo jefe del equipo negociador del Gobierno en sustitución de Juan Camilo Restrepo.

Bell tomará el mando de los diálogos precisamente el 9 de enero, cuando terminan las funciones de Restrepo y, en conjunto con el presidente, conformará un nuevo equipo negociador.

Sin embargo, Santos reconoció que “hay sombras” en el proceso como es la aprobación de algunas “normas necesarias para la implementación del acuerdo”, así como “la existencia de disidencias (de las FARC) que siguen delinquiendo”.

En referencia a la economía, explicó que el país sigue en transición tras sufrir hace dos años “el mayor desplome de precios” del petróleo, principal producto de exportación.

Esa caída de los precios “afectó gravemente” a las finanzas de Colombia al reducir los recursos para invertir y obligar al país a apretarse “el cinturón y a buscar un mayor y más eficiente recaudo de impuestos”.

En este sentido y al ser preguntado por el tema, anunció que ha ordenado reducir el presupuesto nacional de este año en cuatro billones de pesos (unos 1.344 millones de dólares), para cumplir las normas fiscales del país.

El Presupuesto General de Colombia aprobado para la vigencia fiscal de 2017 es de 224,4 billones de pesos (unos 75.425 millones de dólares de hoy).

La agencia Standard & Poor’s (S&P) informó la semana pasada que bajó la calificación crediticia del país, que pasó de BBB a BBB- debido al bajo crecimiento económico proyectado para este año, que se espera sea del orden de 1,8 %.

No eludió el jefe de Estado uno de los temas que más han azotado la agenda política en 2017 y que promete continuar en 2018, el de la corrupción.

“Se han destapado muchas ollas podridas (…) pero esto es muestra de que los corruptos comienzan a pagar, por fin, por sus delitos”, dijo el presidente al comenzar su diálogo.

Al ser preguntado posteriormente por uno de los casos que más polvareda han levantado, el denominado “Cartel de la Toga” que se refiere al escándalo de corrupción en la Corte Suprema de Justicia, explicó que firmará la orden de extradición a Estados Unidos para el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno cuando termine de contar “toda la verdad”.

Subrayó que el exfiscal será extraditado pero lo va a “condicionar a que diga la verdad en Colombia” tal y como le han solicitado tanto la Procuraduría como la Comisión de Acusaciones del Congreso.

El pasado 29 de noviembre, la Corte Suprema de Justicia de Colombia avaló la extradición del exfiscal Moreno, pedido para que comparezca ante un tribunal del Distrito Sur de la Florida por los delitos de concierto para delinquir, fraude y lavado de dinero.

Tampoco eludió otra de las grandes polémicas a nivel global como es la decisión que tomó la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de EE.UU., que aprobó el jueves pasado acabar con el principio de “neutralidad de la red” abanderado en 2014 por el entonces presidente Barack Obama y ratificado en una norma en 2015.

Santos dijo que es necesario mantener la neutralidad de internet para aspirar a una sociedad más igualitaria, por lo que su Gobierno mantuvo ese principio por ley.

“Es algo que ayuda a los objetivos fundamentales de este Gobierno que es la equidad”, ratificó.

Bogotá / EFE

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!