Sucesos

De un disparo asesinaron a liceísta en robo a colectivo

Ángel Díaz estaba desconsolado al reclamar los restos de su hijo / Foto: Samir Aponte

El conductor de una unidad colectiva vio con estupor cómo un trío de delincuentes asesinaba de un tiro a su hijo, en el momento en el que atracaban a los pasajeros.

El hecho ocurrió a la 1:00 de la madrugada, en la autopista, sentido Barcelona-Píritu, a la altura de Jose.

Las 40 personas que viajaban en el autobús, que cubría la ruta Cumaná-Caracas, fueron sometidas por tres individuos que habían abordado el vehículo en la capital del estado Sucre.

Durante el atraco, uno de los delincuentes sacó un arma de fuego y un proyectil impactó en la cabeza a Alder Estiven Díaz Montoya, de 18 años, quien fue llevado aún con vida a la emergencia del hospital Luis Razetti, donde murió a las 3:00 de la madrugada.

Ángel Díaz, conductor de la unidad de transporte, desconsolado por lo sucedido al segundo de sus tres hijos, señaló que éste intentó bajarse del bus y uno de los hombres le disparó.

Añadió que logró, junto con los pasajeros, atrapar a uno de los delincuentes, a quien le dieron una golpiza. Posteriormente se lo entregaron a funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes acudieron al lugar de los hechos para prestarles apoyo.

Tras las rejas
El presunto homicida fue trasladado a la Comandancia General de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), donde quedó identificado como Alejandro Gómez, de 34 años.

Se conoció de manera extraoficial que los oficiales incautaron en el lugar de los hechos un revólver 38, tres municiones percutidas y dos sin accionar.

El presunto homicida será presentado ante los tribunales de Control de Barcelona por el fiscal de flagrancia Jesús Gutiérrez.

El cuerpo de Alder Estiven fue trasladado en horas de la mañana de ayer a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamefc), donde le observaron una herida de bala en la región ocular, que le salió por la parte posterior de la cabeza.

De Los Teques
Familiares de la víctima acudieron al recinto forense de Barcelona para reclamar los restos.

Génova Díaz dijo que su sobrino estudiaba cuarto año de bachillerato en el Liceo Orinoco, del sector Pan de Azúcar de la capital del estado Miranda. Allí vivía con sus padres.

Indicó que el muchacho trabajaba como colector en el autobús que conducía su papá cada vez que tenía vacaciones.

Comentó que se enteraron de lo ocurrido porque Ángel llamó para decirles que a su hijo lo habían herido y que estaba en el hospital.

Señaló que en los más de 10 años que tiene su hermano conduciendo un colectivo es la primera vez que sucede un acto como este.

Puerto La Cruz / Eleida Briceño

Share This:

Comentarios

  anzoategui   sucesos   violencia   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!