Venezuela

Cesta alimentaria cerró 2017 por encima de Bs 16 millones

Granos y productos lácteos entre los que más subieron / Foto: Archivo

El cierre de 2017 sigue reflejando los efectos negativos de la falta de medidas económicas. Los últimos números muestran que la dinámica hiperinflacionaria tomó fuerza en el último mes del año –segundo en que los precios marcaron registros superiores a 50%-, ya que en el caso de los alimentos la escalada fue de un inédito 129,5% en sólo 30 días.

Las estadísticas del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) indican que la Canasta Alimentaria Familiar –conformada por 11 rubros con 58 productos para una familia de cinco miembros- tuvo un costo de Bs 16,5 millones, mientras que el mes previo marcó Bs 7,19 millones, por lo que la subida fue de Bs 9,31 millones.

Este comportamiento originó que la canasta alimentaria tuviera un crecimiento sin precedentes en el último año, ya que mientras en diciembre de 2016 se ubicó en Bs 544 mil 990, el costo del mes pasado supuso un repunte de 2.927,8% anualizado.

Al explicar la crecida de los importes de venta, el Cendas-FVM precisa que todos los rubros de la canasta se alinearon al paso hiperinflacionario, pues ninguno registró aumentos por debajo de 50%, y más bien siete de las 11 agrupaciones superaron 100% de alza.

La categoría que más se incrementó en diciembre fue la de granos, con un récord de 228,6%, lo que explica por qué en los anaqueles este alimento es ofertado entre Bs 300 mil y Bs 500 mil el kilogramo, según el tipo que se prefiera.

El segundo grupo con mayor crecida fue leche, quesos y huevos con un repunte 180,9%; seguido de salsa y mayonesa, 168,1%; carnes y sus preparados, 141,5%; cereales y productos derivados, 132,8; pescados y mariscos, 103,7% y café, 100,6%.

Los rubros con ascensos menores a 100% correspondieron a frutas y hortalizas, 90,7%; azúcar y sal, 78,7%; raíces, tubérculos y otros, 69,2% y grasas y aceites, 56,9%.

El efecto de este desempeño en la población es dramático. En diciembre se necesitaron 93 salarios mínimos –que para la fecha era de Bs 177.507- para que una familia pudiera comprar la canasta alimentaria, es decir, que necesitaron Bs 550 mil 045,42 diarios para adquirirla.

Caída libre
Conocidas estos datos, Econométrica valora el impacto hiperinflacionario en el bolsillo del venezolano. Expone que 2017 “cerró con la caída más importante de la historia del poder de compra del salario mínimo integral (sueldo más bono de alimentación)”, ya que calcula una pérdida de 83,8%.

A su juicio, “la gravedad de esta cifra se puede ver reflejada en la escalada del conflicto social durante las primeras semanas del año”, ya que la severa escasez y el avance de precios generaron una seguidilla de saqueos y actos vandálicos en varios estados del país.

Pese a esto, la Sundde usó ayer sus redes sociales para señalar que el organismo intensificó el operativo nacional para garantizar precios justos, aunque la medida ha terminado de vaciar los comercios.

Caracas / Andreína Vargas

Share This:

Comentarios

  cesta-alimentaria   consumo   venezuela   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!