Locales

Médicos residentes del hospital Razetti continuarán de paro

Las protestas continuarán hasta que logren llegar a un acuerdo / Foto: Samir Aponte

Este miércoles los médicos residentes del hospital universitario Luis Razetti de Barcelona, acompañados de enfermeros, personal administrativo y obrero salieron a la calle para exigir seguridad, aumento de sueldo, transporte y la dotación de insumos para el centro asistencial. Consideran la situación como una “crisis humanitaria”.

“Esto no es guarimba, esto es realidad, no hay medicina para trabajar”. Esta era una de las consignas que coreaban los manifestantes, quienes marcharon desde las instalaciones del principal recinto de salud del estado Anzoátegui , hasta la avenida Argimiro Gabaldón, donde cerraron dos de los cuatro canales.

Luego que uno de los médicos del Razetti fuera apuñalado el pasado martes, al día siguiente sus colegas sostuvieron un encuentro con autoridades de la Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui) para exigir mayor seguridad.

Jorge Amundaray, residente del segundo año de Pediatría, comentó que la respuesta que recibieron es que no hay suficientes funcionarios para resguardar la integridad de las personas que se encuentran en el hospital.

Sin embargo, Edisson Hernández, delegado de prevención y ambiente laboral, dijo que desde ayer notaron mayor presencia policial que los días anteriores, aunque solicitó a las autoridades de los cuatro municipios de la zona norte que sus cuerpos de seguridad también presten apoyo en el resguardo de las instalaciones del Razetti.

Medicinas y sueldos

La medida de protesta que vienen ejecutando los profesionales de la salud desde hace dos semanas, al atender sólo estrictas emergencias y acciones de calle, seguirá hasta que logren llegar a un acuerdo con autoridades regionales y nacionales.
Los médicos no sólo exigen seguridad, también que el centro asistencial sea dotado de insumos y fármacos y aumento de sueldo.

Hernández expresó que el gobernador Antonio Barreto Sira puede ayudarlos a solucionar parte del problema con el tema del transporte, habilitando ocho unidades, para que el personal pueda trasladarse a su lugar de trabajo, ya que con la falta de efectivo y los bajos ingresos tiene dificultades para movilizasrse.

Pacientes afectados

Los pacientes no sólo se ven afectados por sus enfermedades, sino también por la preocupación de que sus familiares o ellos mismos tengan que salir del centro asistencial y ser víctimas de la delincuencia. Así lo aseguró Yazmín Febres, quién está recluida desde hace dos meses a la espera de una cirugía.

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!