Tiempo Libre

Rihanna es la reina de la industria musical

"Vine a ganar, luchar, vencer, crecer", dice Rihanna / Foto: Internet

Con apenas 19 años conquistó el mundo con “Umbrella“, el punto de partida de una brillante y exitosa carrera en la música. Rihanna cumplió 30 el 20 de febrero de este año.

Es un ícono global que se dedica a muchas cosas, desde el diseño de moda hasta labores humanitarias.

Múltiples facetas difíciles de compatibilizar por alguien que no tenga la personalidad a prueba de bombas, han demostrado que la barbadense hace y dice lo que quiere en cada momento sin importarle las opiniones de los demás.

Es capaz de lanzar una línea de cosméticos, Fenty Beauty, a la vez que se reúne con líderes mundiales, como el presidente francés, Emmanuel Macron, para hablar de retos educativos, de someterse a una prueba de detección del VIH junto al príncipe Enrique de Inglaterra, a fin de concientizar sobre la importancia de la prevención.

Una de sus grandes pasiones es la moda. Le gusta mezclar diseñadores de fama con prendas callejeras en looks muchas veces imposibles que, sin embargo, son copiados hasta la saciedad.

La interprete diseñó una línea de ropa deportiva más parecida a la alta costura que a las mallas o sudaderas con las que las personas suelen hacer ejercicio. Genera tal atracción que es una de las reinas de Twitter, con más de 86 millones de seguidores.

La morena se ha convertido en una empresa en sí misma, capaz de venderlo todo. Sólo hay que navegar un poco por su web oficial, dividida en secciones como música, belleza, moda, obras benéficas o fragancias, para darse cuenta de que es el mejor ejemplo de marca global: un éxito que siempre persiguió Robyn Rihanna Fenty, nombre completo de la cantante, nacida en Bridgetown el 20 de febrero de 1988, y marcada desde niña por la adicción a las drogas y al alcohol de su padre, Ronald Fenty.

Sin descanso
Rihanna se refugiaba en la música y soñaba con seguir los pasos de sus ídolos, entre ellos Madonna, Bob Marley, Janet Jackson y Mariah Carey.

La fama la logró muy pronto. A los 15 años el productor Evan Rogers se la llevó a Estados Unidos para grabar una maqueta. Una de las canciones fue “Pon de replay”, pero su salto al éxito fue en 2005, con 17 años.

Dos años después llegó el “boom” de Rihanna con “Umbrella”, una mezcla de hip hop, rhythm and blues y pop en la que colaboró con Jay Z y que dominó durante 52 semanas seguidas las listas de éxitos de Billboard.

Con este hit ganó su primer Grammy (es poseedora de ocho), por Mejor Colaboración de Rap/Sung junto a Jay Z, además de convertirse en una estrella mundial con una intensa agenda de giras y conciertos.

Con la única excepción de su último álbum, “Anti” (2016), nunca ha dejado transcurrir más de un año sin lanzar un disco desde su debut con “Music of the sun” (2005).

A este le siguieron “A girl like me” (2006) y “Good girl gone bad” (2007) -el trabajo que incluía piezas como “Umbrella” y “Don’t stop the music”-. Después llegaron los no menos exitosos “Rated R” (2009), “Loud” (2010), “Talk That Talk” (2011), “Unapologetic” (2012) y “Anti” (2016). Todos la han colocado entre los 10 artistas de mayor éxito comercial de la historia mundial, con más de 54 millones de copias de álbumes vendidos y 210 millones de singles.

Ha conseguido 14 números uno en EE UU (sólo la superan The Beatles y Mariah Carey) y es la artista de más ventas digitales de todos los tiempos. Fue nombrada la “artista mainstream” más importante de los últimos 20 años por la revista Billboard.

Entre sus extravagancias musicales está el haber actuado en siete países en siete días dentro de su gira de 2012 justo antes de lanzar su séptimo álbum de estudio, “Unapologetic”, o ser la primera cantante femenina en llenar el O2 Arena de Londres durante 10 conciertos seguidos.

Como dice su web, pese a todos estos logros “Rihanna está solo empezando”.

Madrid / Agencias

Share This:

Comentarios

  entretenimiento   musica   pop   rihanna   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!