Locales

Sindicatos: gobernación aún tiene deudas de 2017

Dirigentes sindicales solicitan una reunión urgente con el gobernador / Foto: Rafael Salazar

Más de 19 mil millones de bolívares correspondientes a retroactivos de todos los aumentos salariales decretados por el presidente Nicolás Maduro el año pasado, más algunas incidencias del bono de vacaciones y los aguinaldos, es la deuda que mantiene la gobernación de Anzoátegui con sus 27 mil trabajadores.

Así lo denunciaron este lunes dirigentes, de organizaciones sindicales de trabajadores dependientes del Ejecutivo regional.

José Hurtado, presidente de la Unión Regional de Empleados Públicos de Anzoátegui (Urepanz), apuntó que además de este pasivo laboral de 2017 aún no se les ha ajustado el sueldo de acuerdo con el último incremento anunciado por el mandatario nacional.

Es decir, que los trabajadores reciben un salario de Bs 248 mil 510 y un bono alimentario de Bs 549 mil. Actualmente el sueldo está en Bs 392 mil 646 y el cestaticket en Bs 915 mil.

“Esto nos preocupa porque la inflación cada día pulveriza más al bolívar. Aún no nos han pagado el último aumento salarial y seguro en mayo decretan otro. A los jubilados también les deben prestaciones sociales de 2017. Le pedimos al gobernador Antonio Barreto Sira que exija los recursos al Gobierno central para que nos cancelen la deuda”, enfatizó.

Sólo en el sector salud son 5 mil 600 empleados (médicos y obreros) los que se ven afectados por la no actualización del sueldo y bono de alimentación, indicó José Igualguana, secretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de la Salud (Sintrasalud) en el estado.

“Nos parece una falta de respeto. Desde el Instituto Autónomo de la Salud nos habían informado que el aumento presidencial de 58% se cancelaría el pasado viernes porque ya contaban con los recursos, pero nos engañaron. Los trabajadores están molestos”, expresó.

Igualguana denunció, además, que desde que se inició la gestión de Barreto Sira, los pagos se realizan a destiempo.
“El viernes pasado la quincena cayó después del mediodía. Los trabajadores no pudieron comprar en el mercado a cielo abierto que realizó la gobernación porque no tenían cómo, ya que la quincena no había sido depositada”.

Otras quejas
Agdemar Sabril, miembro de la Asociación de Jubilados en Acción, manifestó que el “Mercadito Pa´Toítos”, efectuado por la gobernación la semana pasada, fue un fracaso.

Tanto él, como los demás dirigentes sindicales, señalaron que la actividad careció de organización y logística.

Aunado a eso, Sabril mencionó que sólo hubo presencia de 10 funcionarios policiales y no se contó con el apoyo de la Guardia Nacional, lo cual ocasionó que algunas personas fueran heridas en medio de los empujones para ingresar a la gobernación a comprar alimentos de la cesta básica.

Afirmó que ni 6% de los trabajadores dependientes del Ejecutivo pudieron entrar para adquirir rubros.

El presidente de Urepanz, José Hurtado, dijo que los policías cobraban entre Bs 30 mil y Bs 50 mil para ingresar primero a “bachaqueros”. “Los directores de la gobernación también metían a su gente”.

Los dirigentes sindicales exigen una reunión “urgente” con Barreto Sira para tocar el tema de las deudas y coordinar un nuevo operativo de venta de alimentos sólo para trabajadores. También quieren que les habiliten unidades de transporte para asistir a sus puestos de trabajo, pues se les dificulta conseguir efectivo.

Share This:

Comentarios

  anzoategui   barcelona   gobernacion   sindicatos   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!