Sucesos

Presos mataron a golpes a otro detenido en celda policial

En la celda llamada “el sauna” ocurrió el violento hecho / Foto: Arturo Ramírez.

Sólo un par de horas fue lo que vivió un vigilante en los calabozos de la Policía Municipal de Sotillo, luego de que regresara de los tribunales de Barcelona, donde había sido presentado por un fiscal del Ministerio Publico, señalado de un supuesto maltrato a un niño de cuatro años, hijo de su concubina.

Omar de Jesús Macuare, de 39 años de edad, había sido detenido por funcionarios de Polisotillo el pasado jueves junto a su mujer, Marbelis Josefina González, en el casco central de Puerto La Cruz , luego de recibir una denuncia sobre  trato cruel a un menor.

Una vez que Macuare y González  regresaron de los tribunales, en los cuales  la juez de control N° 1 les dictó  una medida cautelar con fiadores para ambos,  el hombre fue recluido en una de las celdas conocida como “el sauna”, donde lo esperaban el resto de los privados de libertad, quienes sin escuchar las suplicas del sujeto alegando su inocencia,  lo golpearon salvajemente hasta desprenderle los órganos vitales.

Pasadas las 11:00 de la noche del viernes, Macuare fue llevado por funcionarios de Polisotillo hasta la emergencia del hospital César Rodríguez, dependiente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss), ubicado  en el sector Guaraguao de Puerto La Cruz, pero debido a que no tenían  medicamentos para atenderlo fue remitido al Luis Razetti de Barcelona, donde falleció una hora después de su ingreso.

Era inocente

Familiares de Omar de Jesús Macuare  que acudieron a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) a reclamar sus restos, manifestaron que horas antes de que lo mataran los presos le había confesado a unos de sus parientes que nunca había golpeado al pequeño, y que quien lo hizo fue  la concubina, quien, supuestamente, cada vez que discutían y tenían problemas descargaba su rabia con el hijo, para luego amenazarlo con denunciarlo si la dejaba.

Dijeron que  desde hacía ocho años,  Macuare trabajaba como seguridad en un centro comercial de Puerto La Cruz. No deja hijos y era el tercero de ocho hermanos.

La juez de control 1, Lisbeth Zambrano le; había dictado una medida cautelar con fiadores para Omar de Jesús Macuare por el supuesto delito de lesiones y para Marbelis Josefina González por el de trato cruel por omisión de crianza.

El niño se encuentra recluido en el hospital de Guaraguao, presuntamente tiene hematomas en la cara, labios, oído, región lumbar y glúteos, además de dolor abdominal provocado por un objeto contundente.

Puerto La Cruz / Eleida Briceño

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!