Mundo

Sospechas de ataque químico sin verificar han desencadenado ofensiva de EEUU

Los cascos blancos publicaron imágenes de cadáveres, entre los que había muchos menores / Foto: Internet

Las sospechas de un ataque químico, todavía sin verificar, contra la ciudad siria de Duma el pasado fin de semana han desencadenado una ofensiva de EE UU, el Reino Unido y Francia contra posiciones gubernamentales sirias.

Al igual que el año pasado en su bombardeo contra la base siria de Al Shairat, Washington no ha esperado los resultados de una investigación internacional sobre el presunto uso de armas químicas en Duma para lanzar un ataque de castigo contra el Gobierno de Damasco, al que acusa de estar detrás él.

De hecho, el equipo de expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (Opaq) aseguró hoy que continuará su despliegue en Duma, donde ha iniciado su misión tras viajar a Siria el jueves.

Fueron dos organizaciones respaldadas por EE UU las que denunciaron el sábado pasado el supuesto ataque químico contra Duma, durante una ofensiva de las fuerzas armadas sirias.

Los primeros que se hicieron eco del bombardeo fueron los cascos blancos, un grupo que ofrece labores de rescate en zonas fuera del control del Gobierno en Siria.

De acuerdo a esta organización, que también se conoce como Defensa Civil Siria, al menos cuarenta personas fallecieron por el supuesto ataque químico.

Los cascos blancos publicaron imágenes de cadáveres, entre los que había muchos menores.

Al día siguiente, la Sociedad Médica Siria Americana (Sams, en sus siglas en inglés) y los cascos blancos publicaron un comunicado conjunto en el que elevaron el número de muertos a 42 y afirmaron que los afectados por el supuesto ataque químico padecían síntomas de asfixia, pulsaciones lentas y secreción de espuma por la boca.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que documenta los abusos que se cometen en el país árabe a diario, dio una versión distinta de los hechos y dijo que las víctimas se asfixiaron por el derrumbe de los edificios en los que se refugiaban de los bombardeos.

El estudiante de Medicina Mohamed Samir, que desde hace cuatro años trabaja en un centro sanitario de Duma, detalló que estaban atendiendo a heridos por bombardeos convencionales cuando “entre las 19.00 y 20.00 horas” comenzaron a llegar personas con parálisis y dificultades para respirar.

“Nos dijeron que habían inhalado gas; luego, empezaron a venir casos de asfixia afirmando que habían sufrido un ataque químico”, rememoró Samir.

Samir ya tenía experiencia en el tratamiento de afectados por ataques con gas cloro en Duma, “el último fue en febrero, pero los heridos eran leves; tan solo presentaban tos y dificultades para respirar”.

En esta ocasión, los afectados escupían sangre, algunos llegaron inconscientes al hospital y muchos temblaban y tenían las pupilas contraídas; “e incluso a algunos se les detenía la respiración”.

“Estos síntomas no los habíamos visto antes cuando hubo bombardeos con gas cloro y son indicativos de que el ataque fue con alguna sustancia más. Los pacientes nos contaron que había el mismo olor que el del gas cloro pero más fuerte”, recordó Samir.

Sea como fuere, ahora corresponde a la Opaq confirmar si efectivamente hubo un ataque químico en Duma y establecer responsabilidades.

Por el momento, tanto Rusia como el Gobierno sirio han negado el empleo de sustancias químicas durante los ataque en Siria.

El año pasado, el mecanismo conjunto de la ONU y la Opaq estableció la autoría de las autoridades sirias en el bombardeo con este tipo de sustancias contra la población de Jan Shijún, en el norte sirio, que ocasionó más de ochenta muertos el 4 de abril.

Meses más tarde, en noviembre, Rusia vetó en el Consejo de Seguridad una prórroga en el trabajo de este mecanismo, que desde entonces está suspendido.

Beirut / Agencias

Share This:

Comentarios

  ataque   eeuu   mundo   siria   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!