Locales

Semanalmente cierra un negocio en Barcelona

Comerciantes aseguran que deben actualizar precios constantemente / Foto: Rafael Salazar

Altos precios, vitrinas vacías y tiendas desoladas es el panorama que se vive en el bulevar 5 de Julio de Barcelona.

Pese a que es alta la afluencia de personas que circula por la zona, Giovany Vargas, dueño de una tienda de ropa, señaló que muy pocos clientes se deciden a comprar.

“Las ventas han caído hasta en 90%. La gente que entra es a mirar y al ver los precios se van. Muy pocos son los que compran”, dijo.

Vargas explicó que trabaja con mercancía importada y tiene que estar actualizando los precios constantemente debido a la crisis económica que vive el país.

“La gente nos echa la culpa de los altos precios. Aquí todo es importado, pagado con dólar paralelo porque no tenemos otra forma de acceder a las divisas. En lo que sube la tasa, tenemos que subir los precios porque, si no, no podemos comprar nuevamente”, sostuvo.

Daniel Martínez, comerciante, afirmó que cada vez es más difícil reponer la mercancía, debido a que “es complicado llevarle el trote a la inflación”.

Manifestó que debe vender tres artículos, para poder renovar uno. “Los precios varían demasiado rápido y te quedas corto. Cuando logras vender algo, lo que te ganaste no te permite comprarlo otra vez. Por eso las vitrinas están cada vez más vacías“, señaló.

Estos problemas se repiten en todo el sector comercial de Barcelona, y producto de ello, en la ciudad cierra un negocio semanalmente, según datos de la Cámara de Comerciantes e Industriales de la capital de estado.

Bachar Koblosly, presidente del organismo, explicó que al mes son tres los comercios que dejan de prestar sus servicios o cambian de ramo, sobre todo, al de alimentos, para poder seguir laborando.

“Esto es producto de que no pueden seguir soportando este desastre económico que tenemos, gracias a unas malas políticas económicas aplicadas por las autoridades”.

A su juicio, en el país actualmente no se siguen las reglas de la economía, de la oferta y la demanda, de incentivar al empresario, de mejorar la confianza. Asimismo, detalló que no se le da la atención que requieren las vías de penetración agrícolas y no se ataca la inseguridad, que es el principal freno para los inversionistas.

Consecuencias

Kobrosly señaló que el cierre de comercios afecta al consumidor final, pues cada vez tiene menos opciones para abastecerse.
Expresó que hasta que se tomen medidas económicas y de seguridad efectivas, la situación del sector no mejorará.

 

Barcelona / Dayana Figueroa

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!