Locales

Para tratar la hipertensión hay que gastar hasta Bs 4 millones

Medicinas de origen nacional llegan poco a farmacias / Foto: Internet

Pacientes con enfermedades crónicas del estado Anzoátegui lidian diariamente para cumplir sus tratamientos, debido a la escasez y altos precios de las medicinas.

En el caso de quienes sufren de hipertensión arterial, en los últimos dos años han visto disminuir la variedad de fármacos para esta condición.

Adela Cedeño, farmacéutica, explicó que actualmente es muy limitada la oferta de medicamentos.

“Las medicinas nacionales llegan de forma poco frecuente y en pequeñas cantidades. Apenas son distribuidas se acaban, porque hay una gran cantidad de pacientes requiriéndolas”, expresó.

Señaló que algunas botiquerías han optado por importar las drogas, lo que ha permitido que “reaparezcan” en los anaqueles, pero, a precios “impagables” para muchos.

En un recorrido realizado por el equipo reporteril del diario El Tiempo en la zona norte, se encontró disponibilidad de los hipertensivos Valsartán, Losartán, Candesartán, Carvedilol, Enalapril, Nifedipina y Captropril, cuyos precios oscilan entre los 600 mil y 4 millones de bolívares.

En el caso del Losartán, 30 pastillas de 50 mg cuestan Bs 1 millón 296 mil, mientras que 28 pastillas de 100 mg se consiguen en Bs 2 millones 100 mil. A finales de febrero, el precio del fármaco era de Bs 370 mil.

El Candesartán de 16 mg de 15 pastillas cuesta Bs millón 168 mil, por lo que para cumplir un tratamiento de un mes se requieren 2 millones 336 mil bolívares.

El Enalapril y el Captopril en presentación de 30 pastillas se hallan en Bs 650 mil. En tanto, 14 pastillas de Carvedilol se venden en Bs 2 millones 600 mil; 30 pastillas de Valsartán en Bs 3 millones 800 mil y la Nifedipina en Bs 1 millón 800 mil.

En algunos establecimientos había Amlodipina de 10 mg en Bs 1 millón y Atorvastatina de 20 mg en Bs 800 mil.

Crisis

La diputada a la Asamblea Nacional, Oneida Guaipe, denunció que muchos pacientes hipertensos han suspendido temporal o definitivamente sus tratamientos por la imposibilidad de costearlos, poniendo en riesgo su salud y vida.

Indicó que por las condiciones específicas de cada enfermo, hay pacientes que deben tomar hasta tres medicamentos para controlarse la patología, lo que dificulta aún más sus posibilidades de cumplir con la receta para sanarse.

“Así como los hipertensos, los pacientes diabéticos y quienes sufren enfermedades crónicas están en la misma situación, porque no encuentran sus medicamentos o si lo hacen, no les alcanza el dinero para poder comprarlos. Mención aparte merecen los enfermos de cáncer y VIH que se están muriendo por falta de quimioterapias y antirretrovirales”, aseguró.

Eulogio Brito, profesor de educación física jubilado, manifestó que el pasado miércoles hizo tres horas de cola para cobrar su pensión del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) de Bs 549 mil 705,04 y al dirigirse a una farmacia no pudo adquirir el Losartán.

“Debo tomar Losartán de por vida, pero cuesta casi 3 millones de bolívares. Tendría que ahorrar seis meses para poder comprarla, y cuando ya tenga el dinero, de seguro, costará más. Esto es inconcebible”, afirmó.

El jubilado hizo un llamado al Gobierno nacional a “dejar la política a un lado” y a aceptar la ayuda humanitaria “porque la salud en el país está en crisis y la vida de un pueblo está en riesgo”.

Los enfermos temen morir por no tener para pagar los fármacos.

Zona norte / Dayana Figueroa

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!