Mundo

Sacrificio de niños en Perú sería el más grande del mundo

El sacrificio de los niños podría haber ocurrido durante el fenómeno climático El Niño / Foto: Cortesía

En el acantilado de una barriada de la desértica costa norte peruana, a pocos metros del océano Pacífico y de la ciudad precolombina de barro más grande de Latinoamérica, un grupo de investigadores ha descubierto evidencia de lo que podría ser el mayor sacrificio humano de menores de edad en el continente y el mundo.

Así lo confirmó a The Associated Press Gabriel Prieto, profesor peruano de arqueología de la Universidad Nacional de Trujillo, quien lidera el proyecto junto al antropólogo y físico estadounidense John Verano, de la Universidad de Tulane.

La noticia del hallazgo de los restos humanos de 140 niños de entre 5 y 14 años y 200 llamas menores de nueve meses fue reportada el jueves por primera vez por National Geographic, que financia la investigación. Las excavaciones se realizaron entre 2011 y 2016 en una barriada de pescadores cerca de la playa Huanchaco, frecuentada por surfistas internacionales.

Prieto relató que a partir de lo investigado, el sacrificio de los niños podría haber ocurrido durante la presencia del fenómeno climático conocido como El Niño, caracterizado por el calentamiento de las aguas del océano que provocan potentes lluvias, desbordes de ríos e inundaciones. Éste tiene siglos de presencia en la costa del Pacífico y se han documentado evidencias de su paso incluso 1.500 años antes de Cristo precisamente en los valles costeros de la actual zona norte de Perú. En 2017, dejó más de un centenar de muertos en la costa norte de Perú.

“Entonces en ese contexto, como un método de apaciguar a los dioses se decide llevar (a los niños) en procesión desde la ciudad de barro de Chan Chan, a 1,5 km de distancia, hasta este lugar abierto que era un lugar bastante público junto al mar y es muy intencional que se haga el sacrificio en este lugar abierto posiblemente a una divinidad del mar”, dijo Prieto.

Los investigadores sometieron a los restos óseos a más de 20 pruebas de radiocarbono y “todos los fechados son bastante consistentes entre los años 1400 y 1450”, añadió el peruano.

El suceso ocurrió en una zona de influencia del imperio Chimú, que dominaba casi la mitad de la costa del actual Perú y que ese mismo siglo fue conquistado por el Imperio Inca.

Jaime Castillo, profesor de arqueología de la Pontificia Universidad Católica de Perú, que fue maestro de Prieto pero no está involucrado en el proyecto, calificó de “importante” e “interesante” el hallazgo. “En adelante se comenzarán a responder preguntas cuando se concluyan los análisis completos a nivel genético”, dijo.

Los arqueólogos han encontrado huellas de niños sobre el barro que llevan hasta el lugar de su muerte, así como de los adultos que los llevaron, de las llamas que fueron sacrificadas y de perros que acompañaron esta marcha hacia el lugar del sacrificio pero que no fueron perecieron.

Los niños asesinados quedaron enterrados mirando al mar, mientras las llamas en dirección opuesta hacia los Andes.

Perú / AP

Share This:

Comentarios

  mundo   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!