Mundo

Tras ataque a tiros incrementan seguridad en campamento que exige libertad de Lula

Estas acciones se realizan luego de que la madrugada de este sábado se registró un tiroteo / Foto: Cortesía

La Policía de Brasil reforzó este domingo la seguridad en el campamento Marisa Leticia, ubicado en Curitiba (en el sur de Brasil), el cual exige la libertad del expresidente brasilero Luiz Inácio Lula da Silva, luego de registrarse el pasado sábado un tiroteo donde resultaron heridas dos personas.

La secretaría de Seguridad del estado de Paraná indicó que para este procedimiento “fueron trasladados más vehículos policiales al local” que se encuentra a un kilómetro de distancia de la sede policial donde permanece Lula.

Estas acciones se realizan luego de que la madrugada de este sábado una persona que se trasladaba en un auto negro modelo Sedan, se dirigió hacia el campamento donde se encuentran alrededor de unas 300 mil personas en apoyo a Lula, y efectuara varios disparos con un arma de fuego, de acuerdo con investigaciones preliminares.

El sujeto implicado en los hechos de violencia contra los simpatizantes del expresidente, no ha sido identificado, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad, fue captado por varias cámaras de seguridad al momento de los atentados.

El atacante realizó los disparos con una pistola 9 milímetros, de uso exclusivo en Brasil para fuerzas policiales.

Por su parte, el líder del PT en el Senado, Lindbergh Farias, quien pasó la noche del sábado en el campamento, indicó que “tenemos que construir en Brasil un gran frente antifascista, por la democracia. Me llama la atención que mucha gente está callada, quien tiene compromiso con la democracia tiene que pronunciarse y hay sectores callados en este momento”.

Para el próximo 1 de mayo, con motivo del Día Internacional de los Trabajadores, las principales centrales sindicales han convocado manifestaciones en Curitiba, que es la capital de Paraná, para mostrar su apoyo a Lula y pedir su libertad, entre otras reivindicaciones.

“Va a llegar mucha gente hasta el 1 de mayo. Lo que quieren es intimidar y la respuesta tiene que ser más movilización, más lucha y más resistencia”, subrayó Farias

Lula está cumpliendo una condena de 12 años y un mes de prisión desde el 7 de abril, en una celda de Curitiba, luego de acatar la sentencia dictada por el juez Sérgio Moro, quien lo condenó por presunto “soborno”, acusándolo de aceptar un apartamento como medio de pago por parte de la Constructora OAS.

Tras la detención, los simpatizantes y miembros de movimientos sociales levantaron un campamento en apoyo a Lula, situado a unos cien metros del recinto Policía Federal en Curritibia donde el ex presidente está recluido, con la intención de permanecer allí hasta ver en libertad a su líder.

Brasil / Agencias

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!