Venezuela

Acnur proyecta continuidad del éxodo venezolano

La Acnur hace seguimiento a la llegada de venezolanos a la frontera colombiana / Foto: Internet

El flujo migratorio venezolano, que hasta el cierre de 2017 era contabilizado en 1,6 millones de personas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), no sólo no se detendrá, sino que seguirá a lo largo de todo 2018.

Esa es la previsión de los representantes del Acnur en Brasil y Colombia y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en América del Sur, quienes debatieron el tema en Bruselas para plantear respuestas al fenómeno que preocupa  a diversos países, principalmente de América Latina.

Isabel Márquez, representante de Acnur en Brasil, precisó que uno de los principales destinos de los ciudadanos que salen de Venezuela es este país, al punto que “en los dos últimos años más de 111 mil personas (…) han entrado en Roraima, un estado del norte de Brasil”.

Detalló que el registro más actualizado muestra que del total de nacionales que han llegado a Brasil, “más o menos 60% continuaron su viaje y 40% se quedaron dentro del país, por la situación geopolítica de Roraima, pero muchos de ellos quedaron en una situación de extrema vulnerabilidad”.

En el caso de Colombia, la situación es más compleja. La jefa de la misión adjunta de la OIM en esa nación, Ana Durán, aseguró que los flujos migratorios venezolanos “están entrando en Colombia, porque es la primera frontera”.

Destacó que “la OIM está dando apoyo al Gobierno para poder hacer frente a la situación, sobre todo porque vienen para gestionar servicios de salud y trabajo temporal”, y para que no represente un “golpe para los países y comunidades receptoras”.

En este sentido, detalló que existen tres tipos de inmigración: “Los que entran y salen, en este renglón son aproximadamente 45 mil personas diarias que entran a Colombia, ya sea porque necesitan algún tipo de servicio, comprar alimentos o medicamentos; 43 mil personas que vuelven, pero también hay inmigración con intención de quedarse”.

Por su parte, el representante del Acnur en el país neogranadino, Jozef Merkx, indicó que “89% de los venezolanos que llegan a Colombia indican que quieren quedarse ahí”, mientras que sus “operaciones actualmente solo son financiadas en un 7%”.

De acuerdo con el último registro, el vecino país estima que más de 600 mil venezolanos han ingresado a esa nación, tanto de manera legal como irregular, y aunque han implementado dos procesos de regularización, las personas que han optado por normalizar su estadía, aun no llegan a 200 mil.

Debido a esta situación, Durán indicó que “hay que poner en conocimiento de la comunidad europea qué es lo que está ocurriendo en la región, dar números, algunas estadísticas, qué tipo de apoyo están recibiendo los gobiernos, porque si bien son muy abiertos a estos flujos, también hay que decir que tienen recursos limitados”.

Al respecto, el director regional para América del Sur de la OIM, Diego Beltrán, resaltó que la mayoría de venezolanos que han dejado el país se encuentran en una situación irregular, y por lo tanto son “más vulnerables a cualquier forma de explotación, abuso, violencia, trata y discriminación”.

Puntualizó que se hace necesario que los países continúen adoptando medidas que permitan a estos ciudadanos regularizar su estatus migratorio, pues mientras más rápido y fácil puedan integrarse a los países de acogida, de forma más expedita podrán impactar positivamente a estos territorios, y llevar una vida digna.

Caracas / Andreína Vargas

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!