Mundo

Piden legalizar abortos en Irlanda del Norte

Activistas le pidieron a la primera ministra Theresa May que avance sobre el aborto en Irlanda del Norte / Foto: Internet

Los líderes británicos enfrentan crecientes llamados a aflojar las restricciones al aborto en Irlanda del Norte luego que los votantes en la República de Irlanda se pronunciaron abrumadoramente en un referendo en favor de legalizar la interrupción del embarazo, pero complejas realidades políticas dificultan cualquier paso.

Varios legisladores y activistas le pidieron a la primera ministra Theresa May que dé pasos que pudieran llevar a la liberalización en Irlanda del Norte ahora que Irlanda se encamina a anular su prohibición constitucional.

Una vez se promulguen nuevas leyes en el Parlamento de Irlanda, Irlanda del Norte será el único territorio en el Reino Unido e Irlanda en prohibir la interrupción del embarazo. Las leyes en el Norte prohíben estrictamente los abortos incluso en casos de violación y en los que los fetos tienen anormalidades consideradas fatales.

Los abortos son legales en Inglaterra, Gales y Escocia, y lo serán en Irlanda para el fin del año si los legisladores actúan con la presteza que desean los líderes nacionales. El gabinete irlandés se reunirá el martes para discutir los próximos pasos luego del referéndum del viernes, en el que los votantes se manifestaron en proporción de 2-1 en favor de la legalización.

Sarah Wollaston, miembro del gobernante partido conservador británico y que preside la Comisión de Salud de la Cámara de los Comunes, dijo que votará en favor de extender el derecho al aborto a “todas las mujeres en el Reino Unido”.

Dijo que un referéndum en Irlanda del Norte pudiera ser la única forma de conseguir ese objetivo. Otros han hecho propuestas similares y algunos líderes laboristas han llamado a May a respaldar sus ideas feministas tomando medidas en ese sentido.

Pero cualquier paso en Irlanda del Norte es complicado por varios factores importantes. Primero, su asamblea de poder compartido -producto clave del acuerdo de 1998 que puso fin a décadas de violencia- ha sido suspendida, lo que significa que no puede hacer nada.

Las opciones de May de una acción directa son además limitadas.

El estatus de minoría de su gobierno en el Parlamento hace que ella dependa de la cooperación del Partido Democrático unionista en Irlanda del Norte, que se opone al aborto. May depende del partido para sobrevivir mociones de desconfianza.

La líder de los democráticos unionistas Arlene Foster dijo que la votación en Irlanda no va a tener impacto en la ley en Irlanda del Norte.

Foster dijo el domingo que los derechos al aborto deben ser decididos por la Asamblea de Irlanda del Norte, una vez se le restaure el poder, algo que ha resultado extremamente difícil por una crisis de confianza entre los partidos protestantes y católicos.

Londres / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!