Venezuela

Presos políticos, moneda de cambio para el gobierno

Romero e Himiob dicen que el Gobierno excarcela y vuelve a encarcelar / Foto: Cortesía

En los últimos cuatro años –tras las protestas de 2014- la existencia de presos políticos en Venezuela fue certificada por la Organización de Estados Americanos (OEA), ya que las detenciones fueron arbitrarias –sin una orden o sin estar en flagrancia-, mientras que los delitos endilgados –en el caso de haber sido imputados- responden a traición a la patria, instigación a la rebelión u otras violaciones que el Ejecutivo asocia al activismo político.

Sin embargo, el Foro Penal advierte que son más de 15 años en que los gobiernos apellidados bolivarianos han encarcelado a venezolanos por razones políticas –como los policías metropolitanos- pero denuncia que desde 2014 las detenciones han proliferado de manera alarmante, mientras que desde la presidencia de Nicolás Maduro se usa a estos detenidos como “moneda de negociación”.

El último “gesto” del mandatario nacional para con los presos políticos fue cuando se juramentó ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) como presidente, luego de ganar las elecciones del pasado 20 de mayo con 29% de los votos válidos.

“Yo espero que todos los sectores involucrados en la violencia política del 2014, del 2015, el 2016, el 2017 saquen lecciones del proceso histórico y se vayan a las calles aquellos que cometieron delitos violentos contra la cosa pública y contra la paz del país (…) anuncio una amplia política de reencuentro y pacificación que permita que los factores que estuvieron en la violencia se incorporen a la lucha política legal”.

Aunque eso fue lo dicho por el jefe de Estado, los directores del Foro Penal, Alfredo Romero y Gonzalo Himiob, cuestionan que el Ejecutivo repita en su estrategia de la “puerta giratoria”, es decir, que anuncia liberaciones de presos políticos, pero en contrapartida activa nuevos arrestos.

“Cada vez que se habla de liberación de presos políticos, previamente ocurren encarcelamientos (…) Si el gesto es verdadero, 357 ciudadanos deben ser liberados”, señaló Romero, al especificar que de ese grupo tan solo 23 han sido condenados.

Para ilustrar el esquema seguido por el Gobierno, Himiob indicó que si bien entre el 25 y 26 de mayo fueron excarceladas 22 personas, “también tenemos reportados al menos 20 nuevos arrestos por motivos políticos” durante los mismos días.

“De nada sirve excarcelar presos políticos si en paralelo sus celdas se vuelven a llenar”, denunció Himiob, mientras aclara que excarcelar no es lo mismo que liberar, pues esto último “es darle o concederle su libertad a alguien, cuando por el contrario excarcelar es sacarlo de la cárcel, lo que no implica, necesariamente, concederle su libertad, al menos no su libertad plena”.

Himiob advirtió que una paradoja de lo que viene ocurriendo con estos venezolanos, es que mientras Maduro da la orden política de que sean excarcelados, les niega la condición de presos políticos.

A su juicio, la única forma de que el nuevo llamado a la reconciliación que hace el Presidente tenga efecto, es el “reconocimiento oficial, sin medias tintas ni triquiñuelas, de la existencia verdadera de un grave cúmulo de sistemáticas y reiteradas violaciones a los derechos humanos, específicamente a la libertad de las personas”.

Caracas / Redacción

Share This:

Comentarios

  gobierno   presos-politicos   venezuela   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!