El Reino Unido pide a Irán que deje de mandar armas a Yemén

El Reino Unido pidió a Irán que deje de mandar armas a Yemén, si quiere contribuir a que se logre alcanzar una solución política al conflicto que mantiene en guerra a ese país desde finales de 2014.

El ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, y la ministra de Cooperación Internacional, Penny Mordaunt, firmaron un comunicado conjunto en el que recordaron a Irán la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU del pasado mes de febrero, que fue vetada por Rusia.

El texto, impulsado por el Reino Unido, criticaba a Irán por incumplir el embargo de armas contra los rebeldes hutíes al suministrar o permitir el envío de armamento al grupo chií, incluidos misiles que fueron disparados contra Arabia Saudí.

“Si Irán está realmente comprometida con apoyar una solución política a la guerra de Yemén, como ha afirmado públicamente, debe parar de enviar armas que alargan el conflicto y que amenazan la paz internacional y la seguridad”, reza el comunicado.

Ambos ministros se preguntaron “por qué Irán está gastando un dinero tan significativo en un país en el que no tiene un verdadero interés y al que no le une ningún lazo histórico”, en vez de utilizar “su influencia” para terminar con el conflicto “por el bien de los yemeníes”.

El comunicado se ha emitido un día después de que las Fuerzas de Defensa Antiaéreas saudíes interceptarán siete misiles balísticos lanzados por los rebeles de Yemén, según la coalición árabe liderada por Riad.

Los ataques con misiles por parte de los rebeldes contra territorio saudí se ha convertido en una práctica habitual, de la que, según Riad, es responsable Irán, país al que acusan de amenazar la seguridad nacional de Arabia Saudí y de apoyar a los grupos chiíes de la región.

Según Johnson y Mordaunt, Arabia Saudí -que intervino hace tres años en la guerra, lo que generalizó el conflicto y provocó la peor crisis humanitaria del mundo en 2017- tiene “derecho a defenderse” de dichos ataques.

La posición del Reino Unido en este aspecto ha sido muy criticada, especialmente en el transcurso de la visita que hizo a principios de mes a Londres el heredero saudí Mohamed bin Salman, por vender armas a Arabia Saudí.

Según la organización británica Campaña Contra el Comercio de Armas (Caat), el Reino Unido habría vendido más de 4.000 millones de libras (cerca de 5 mil millones de euros) en armas a Arabia Saudí desde que comenzaron los ataques aéreos en Yemén.

Por otro lado, los políticos subrayaron la labor que el Reino Unido está haciendo en Yemén en materia de ayuda humanitaria, convirtiéndose en “el tercer mayor donante” del país, al tiempo que hicieron un llamamiento al entendimiento de la comunidad internacional para resolver la situación.

La guerra mantiene, según Naciones Unidas, a más de 22 millones de personas necesitadas de ayuda o protección.

“Por nuestra parte, continuaremos trabajando para restaurar la paz y la seguridad que los yemeníes necesitan para hacer su vida normal”, concluyeron.

Londres / Agencias

 

Share This:

Por

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!