Tiempo Libre

Psicomami empodera a miles de mujeres en Venezuela y el mundo

Maritza Sánchez, mejor conocida como psicomami, explota el empoderamiento de la mujer / Foto: Cortesía

Como parte del proyecto de liderazgo femenino, la admirada Maritza Sánchez ha desarrollado, desde hace años, un programa llamado “Mujer y Protagonista de Vida”, un encuentro vivencial realizado el pasado 9 de abril en Psicomami Center, con la intención de redescubrir el ser de cada una de ellas. Orientado a explorar la grandeza que se esconde en cada una de las participantes sin importar las circunstancias. Tomando en cuenta que aún cuando se ha avanzado en pro del respeto y reconocimiento de la mujer como parte importante de la sociedad actual, considera que todavía existen barreras emocionales, legales y estructurales en las que hay que trabajar.

¿Qué la motivó desarrollar el programa “Mujer y Protagonista de Vida”?

En mis años de experiencia en el mundo del empoderamiento femenino he podido identificar como muchas veces, el pasar de los años, hacen que la mayoría de las mujeres se resignen a pensar que la vida se termina cuando llegan los hijos o cuando se van de casa. A las mujeres se les olvida que la vida cambia y se transforma que nada queda estático y que muchas veces la manera en que afrontamos los cambios hace la gran diferencia entre tener una vida plena y feliz o no tener más que enfermedades asociadas a nuestros estados de ánimo, por eso para mí es una contribución necesaria en mi país.

¿Cuál es el objetivo de este tipo de programas?

Este programa busca fortalecer, empoderar y brindar a la mujer venezolana todas las herramientas emocionales, les otorga la garantía de afrontar todas las adversidades, logrando evolucionar como las mariposas, abriendo sus alas y expandiendo sus horizontes, extendiendo a ellas mismas que nada es imposible.

¿Existe una edad tope para hablar de “empoderamiento femenino”?

He compartido herramientas para las mujeres de todas las edades, desde la juventud hasta la vejez porque cada etapa tiene sus desafíos, estos no siempre son color de rosa y la idea principal de este evento consiste en poder brindar a todas las participantes la oportunidad de redescubrir la grandeza de cada una de ellas sin importar la edad o la situación actual en la que se encuentren.

Al finalizar estos programas, ¿Cuál es su mayor satisfacción?

El agradecimiento es mi mayor satisfacción. Ellas solo me dicen “Psicomami Gracias”, jamás olvidaré sus rostros, al finalizar solo veo mujeres plenas y empoderadas, capaces de armarse de valor para superar cualquier cosa que le afectará, ellas simplemente comenzaron a creer que era posible tener una vida a plenitud.

¿Cómo se visualiza en la vejez? ¿Empoderando mujeres?

Yo creo que cuando llegue a la vejez estaré igual preparando a las mujeres de mi edad, en esa futura época quizás otras experiencias de vida en la que yo también me haya formado para lograr grandes cambios a pesar de la etapa en la que me pueda encontrar. No me preocupa lo que pase en mi vejez, me ocupo en la actualidad de seguir haciendo lo que me apasiona, de seguir ayudando a miles y miles de mujeres a creer en sus mismas, y creo que cuando la vejez llegue a mi vida, tendré suficiente experiencia como para también salvaguardar mi salud mental y encontrarme disfrutando de una vejez feliz y agradecida.

Puerto La Cruz / Redacción web

Share This:

Comentarios

  




Más vistas


Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!