Sucesos

Por muerte de niña desaparecida asesinaron al padrastro

Parientes de la niña y de Reyes se abstuvieron de dar detalles de lo ocurrido a los periodistas / Foto: Arturo Ramírez

A las 4:00 de la tarde de este sábado, en una zona enmontada, apareció muerta una  niña de ocho años que estaba desaparecida desde el sábado 25 de mayo de 2018, cuando salió de la casa de su  abuela paterna ubicada en el sector Mesones de Barcelona.

El cuerpo de la menor de edad fue localizado por unos niños de esa popular barriada capitalina,  en una zona boscosa, a unos 500 metros de la vivienda de la pequeña. Tenían 22 días buscándola. El estudio forense reveló que la niña murió estrangulada.

El mismo día  de la desaparición de la víctima, funcionarios de la Policía Municipal de Bolívar (Polibolívar),  capturaron en la misma barriada, a las 8:00 de la noche, al padrastro de la menor y se identificó con un nombre falso. Cuando lo pusieron a la orden del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Barcelona dijo que se llamaba Héctor Luis Reyes, de 37 años de edad.

A Reyes lo señalaban de haberse llevado a la niña de la casa de la abuela paterna y luego estrangularla en venganza con la mamá porque lo había dejado.

La noticia sobre la muerte de la niña corrió como pólvora por el barrio Mesones y a las pocas horas también llegó hasta los calabozos de la policía científica en Barcelona, en donde se hallaba recluido Reyes, padrastro de la niña. Los compañeros de celda no lo pensaron y decidieron tomar la justicia por sus propias manos.

“El chino”, como le decían a  Héctor Reyes, fue estrangulado en horas de la noche por los otros reclusos. El cuerpo sin vida apareció en la puerta de entrada del calabozo.

Ayer sábado, familiares de la niña y de Reyes reclamaron los cadáveres en la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) en Barcelona.

Barcelona / Eleida Briceño

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!