Columnistas

La confrontación inevitable

La aparente tranquilidad que se vive en Venezuela no la es tal.Lo que pasa es que la alharaca mediática cesó con el llamado al recogimiento de la MUD, Leopoldo Lopez incluido, los 110 jóvenes asesinados y los cientos de detenidos que fueron sometidos a todo tipo de torturas y daños psicológicos.Ahora la rabia y la protesta se ha individualizado.Ya la población civil y unos cuantos militares tambien manifiestan su descontento mas íntimamente. Se ha venido formando en la mente de millones y millones de venezolanos la confrontación final.
Tomar la calle para no regresar es la consigna que individualmente está tomando cuerpo en cada uno de los hogares venezolanos.Para saberlo no se necesita ser un analista de los asuntos militares, tener un familiar de verde uniforme ni tampoco pertenecer o estar vinculado a partido politico alguno.Es algo que se olfatea, se siente, va tomando cuerpo.Tambien vale decir que de lado del gobierno y de la oposición tambien lo saben.
En el primero no es necesario que esperen por las mediciones que les presenta los servicios de inteligencia propios y los de Cuba.Basta con fijarse en el indice de inflación, la lista de precios y los rostros desencajados de los que a diario no tienen para comprar los alimentos, mucho menos para mantener su vehículo, los que lo tienen.
Los cuatro millones de venezolanos que se han marchado, incluyendo a muchos chavistas lo han hecho escapando de esta particular tragedia que vive por vez primera la patria de Bello y Perez Bonalde, de Andrès Eloy Blanco y Rómulo Gallegos.El resto que se quedó, que no tiene como irse o no quiere enfrentar la exigente necesidad de empezar de cero, ese resto no se quedará inmóvil esperando que el destino los alcance.
Esos sin dirección alguna, espontáneamente esperan el momento y como en un efecto dominó saldrán a las calles en toda la geografía nacional y ese día o esos días serán los más terribles que por siempre recordaremos cuando a futuro y en tinta sangre vuelva a escribirse la historia de la Venezuela del siglo XXI.
Del lado de la oposición también lo saben y salvo algunos lideres con fuerza moral y credibilidad, andan haciendo penitencias por los múltiples errores cometidos, y por no tener coraje las tantas veces que las circunstancias y la patria lo reclamaba.Ahora la gran pregunta es : Quieren el gobierno y la oposición una confrontación sangrienta como única carta a jugar ?
Es claro que algunos de parte y parte no ven otra opción.Todos sabemos quienes y en que bando se encuentran los intolerantes radicales que no conciben una Venezuela donde en paz y civilizadamente puedan resolverse nuestros problemas.
Por eso quien esto escribe, libre de ataduras ideológicas o partidistas, sin amarras crematisticas hace un llamado a los mas sensatos de ambas partes para evitar la más sangrienta de las batallas nunca dada. Es urgente que utilicen la vía que garantice la superación de esta pesadilla.Un cambio de políticas y funcionarios es la clave.Sustituir a todos los rectores del CNE por venezolanos idoneos, demócratas, honestos, justos, que los hay, convocar elecciones presidenciales y parlamentarias para diciembre con conteo manual pareciera la más civilizada de la salida a esta gran crisis.
Dos candidatos lucen en el horizonte para apaciguar los rencores y conspiraciones de ambos bandos: Lorenzo Mendoza por la oposición y Alberto Wollmer por el régimen. Escucharan el ruido que produce el silencio de los autoconvocados? That is the question

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!