Mundo

Presidente paraguayo admite fracaso contra guerrilla

"No logramos los resultados que esperábamos en la lucha contra los criminales del norte", dijo el mandatario / Foto: Internet

El presidente paraguayo admitió el domingo que su gobierno no pudo eliminar a la guerrilla que opera en el norte del país desde 2008.

Horacio Cartes, en el mando desde 2013, hizo la admisión al leer ante el Congreso su último informe anual de gestión. Cartes entregará el poder el 15 de agosto a su sucesor Mario Abdo Benítez, elegido presidente en los comicios de abril. Ambos pertenecen al oficialista Partido Colorado.

“No logramos los resultados que esperábamos en la lucha contra los criminales del norte”, agregó el mandatario en alusión al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Sin embargo, destacó la eliminación de “la facción que se denominaba ACA (Agrupación Campesina Armada), pero no conseguimos aún el mismo efecto con los criminales autodenominados EPP”.

El grupo ACA “estuvo integrado por menos 20 militantes, disidentes del EPP”, dijo a The Associated Press el general Ramón Rodríguez, excomandante de la fuerza antiterrorista desplegada en el norteño departamento de San Pedro (340 kilómetros de Asunción). Los rebeldes eran señalados como responsable del asesinato de 21 militares, 13 policías y 27 civiles desde 2008.

Kattya González, diputada del opositor Partido Encuentro Nacional, declaró en conferencia de prensa que Cartes “se olvidó de citar a los casi 2 millones de pobres”.

Cartes no hizo referencia en su informe a la pobreza, pero la oficina estatal Secretaría Técnica divulgó en 2017 que en ese año la pobreza aumentó al 28,9% respecto del 26,6% del año anterior. Eso significa que de los 6,7 millones de habitantes que tiene el país, 1,9 millones son pobres.

A ello se sumó una tasa de desempleo de 8,3%, según la Dirección de Estadísticas y Censo de Hogares.

El jefe de Estado fue elegido senador en las elecciones de abril pero no pudo asumir sus funciones porque el Congreso no se reunió para aceptar o rechazar su renuncia a la presidencia del país, presentada el 28 de mayo. La dimisión es un requisito constitucional, porque un funcionario no puede ejercer dos cargos públicos simultáneamente. Entonces, la nota de renuncia fue retirada el 26 de junio.

La analista Estela Ruiz Díaz dijo a The Associated Press que el mandatario “todavía tiene chance para que se acepte su renuncia, comenzando otra ronda de negociaciones con los legisladores oficialistas y opositores”. Agregó que incluso si no se analizara su dimisión, “como es legislador electo debe presentarse ante el cuerpo después entregar el poder del 15 de agosto… para jurar y asumir sus funciones”.

Asunción / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!