Locales

Udistas no ven con buenos ojos los paros de los profesores

Estudiantes de la Universidad de Oriente quieren ver clases con normalidad / Foto: Archivo

Una vez más las actividades académicas fueron paralizadas este jueves, por 24 horas, por los docentes de la Universidad de Oriente (UDO), Núcleo de Anzoátegui, para seguir los lineamientos de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv) de exigir mejores condiciones laborales y salarios dignos.

A la acción se sumó el Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess), en solidaridad con el sector salud, que se mantiene en pie de lucha desde el pasado 25 de junio.

Sin embargo, a pesar de que la convocatoria de no asistir a las aulas es acatada por los alumnos en la entidad, hay quienes no ven con buenos ojos estas paralizaciones. La estudiante del 6to semestre de Ingeniería en Sistema, Neridín Rengel, manifestó que “sólo un milagro”, podría ponerle punto final a la crisis socio-económica por la cual
atraviesa el país.

“¿Cuántos estudiantes y personas han muerto por querer tumbar al Gobierno? Si estando en las instalaciones corremos riesgo de robos y hurtos, paralizándonos es peor. Muchos piensan que si el personal sale de vacaciones colectivas en los próximos días, no vamos a conseguir nada cuando regresemos”.

Para la estudiante del 7mo semestre de Ingeniería en Sistemas, Yesica González, la situación no se va a arreglar de un día para otro.

“Porque si hoy les aumentan el sueldo, en una semana seguirán igual, por la hiperinflación. A nosotros no nos conviene sumarnos al paro, porque igual sufrimos las consecuencias”.

Gastos
Estudiantes manifestaron que así como los profesores universitarios se ven afectados por no percibir un salario digno, ellos también sufren para pagar el alquiler en las residencias y el transporte, para entonces llegar a las aulas y no ver clases.

“Lo que hacemos es perder el tiempo y el dinero. Nosotros entendemos la situación del país, pero quién nos entiende a nosotros”, expresó José Pinto, quien cursa el segundo semestre de Medicina.

Luis Reyes, quien culminó materias en mayo en la carrera de Ingeniería Química, ve con preocupación que debido a los conflictos laborales y a las venideras vacaciones colectivas no se perciba ánimo entre los estudiantes para realizar los cursos intensivos en agosto.

“Ya los profesores no quieren dar clases. Son pocos los que quedan por materia”.

Barcelona / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!