Locales

Trabajadores de Vencemos protestaron por un salario digno

Trabajadores de Vencemos contaron con el apoyo de representantes de otras empresas públicas de la zona / Foto: Elisa Gómez

Al son de consignas como “trabajadores unidos, jamás serán vencidos”, “por culpa del Gobierno, estamos en la calle” y “no más salarios de hambre”, empleados de Venezolana de Cementos (Vencemos) se concentraron, la mañana de este martes, a la altura de la alcabala de Pertigalete en Guanta, para exigir, una vez más, sueldos dignos y mejores condiciones laborales.

La actividad contó con el apoyo de representantes de otros gremios que están en conflicto, entre ellos enfermeras, Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv), Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe), Conferry, Mitsubishi, Vivex, Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima Sociedad Anónima (Pdvsa) y la antigua Soltuca.

Según Iván Caigua, segundo vocal del Sindicato Único de Trabajadores del Cemento en el estado Anzoátegui, el sueldo que ganan apenas les alcanza para comprar un kilogramo de queso.

“Estamos solicitando lo establecido en el artículo 91 de la Carta Magna, el cual señala que todo trabajador tiene el derecho recibir un salario suficiente que cubra las necesidades básicas”.

Explicó, además, que tienen cinco años sin recibir la dotación de implementos de seguridad, cuando lo legal es que se haga cada tres meses. Aseguró que trabajan en precarias condiciones.

“Tenemos un mes esperando respuesta. Desde que cambiaron la directiva no le han dado continuidad a los requerimientos que traíamos en cuando a seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM) y salarios”.

Indicó que los ocho mil padres de familia que trabajan en esa empresa del Estado, deberían cobrar, mínimo, Bs 300 millones mensuales.

Alianza

Para José Bodas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores y Trabajadoras del Petróleo, del Gas, sus Similares y Derivados de Venezuela (FTP), quien apoyó las exigencias de los cementeros, una familia que no tenga un ingreso mayor a los Bs 600 millones pasa hambre.

“Por eso es la lucha. La movilización a la que tienen que acudir todas las personas. Estamos en contra de la criminalización de las protestas. Ni siquiera la comida que ofrecen en el comedor es balanceada”, aseguró.

El día del aniversario de Corpoelec, el secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores Eléctricos de Venezuela (Fetraelec) en la entidad, Juan García, dijo que continuarán su lucha para conseguir ajustes salariales y mejores condiciones laborales.

El conductor Óscar Guaiquirián también acudió a la concentración en nombre del sector La Cruz de Vidoño, en el municipio Sotillo, para expresar que todos los venezolanos viven con la inquietud de ver cómo se sale de “la crisis socio-económica”, por lo que pidió a las demás comunidades sumarse a las actividades reclamo.

De igual forma extendió el llamado a los transportistas, a quienes el Gobierno los obliga a cobrar tarifas no cónsonas con la realidad.

“Eso no alcanza ni para comprar un aceite, menos para mantener a una familia. Todas las personas deben sumarse a esta lucha”.

Poca producción

Iván Caigua, Luis Chaparro y Dennis Núñez, todos directivos del gremio de los cementeros, coincidieron en que ante la escasa dotación de materiales y equipos, Vencemos trabaja a 20% de su capacidad de producción instalada, pues de siete hornos sólo funcionan dos.

A esto se añade el hecho de que en las últimas ocho semanas tampoco han habido sacos para empaquetar, por lo que el único medio para trasladar el polvillo han sido camiones, tipo Toronto.

Caigua destacó también que después de estar adscritos al Ministerio del Poder Popular para Vivienda y Hábitat, donde tenían adelantado todo el proceso, ahora fueron pasados al Ministerio del Poder Popular para la Industria y la Producción.

Guanta / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  gremios   guanta   protestas   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!