Venezuela

Lucha internacional es insuficiente sin unión opositora interna

De la MUD se han desprendido organizaciones como AD y la que lidera Henri Falcón / Foto: Cortesía

Desde el año 2017, y con más énfasis en 2018, la oposición venezolana se ha centrado en la lucha internacional para buscar presionar desde afuera al gobierno de Nicolás Maduro. Este lobby foráneo es fundamental, pero no constituye la única tarea hacia la cual deben apuntar los adversarios de la llamada revolución bolivariana, especialmente después de las cuestionadas elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo, si quiere recoger los frutos de sus acciones en pro del cambio en el país.

“La oposición realiza un cabildeo ante organismos internacionales. Pero la presión internacional puede ayudar si se orquesta con lo que se hace en otros tableros: en la movilización social, en cómo se utiliza una elección cada vez que se plantea una coyuntura, como ahora los comicios de los concejos municipales, el posible revocatorio contra los diputados y el referendo para una nueva Constitución. En la medida en que no hay coordinación entre lo que ocurra afuera y adentro, hasta la propia presión internacional pierde eficacia. Además la opinión internacional es volátil como para que se mantenga inalterable”, sostiene el politólogo John Magdaleno.

El analista conmina a las diferentes fracciones de la oposición “a dividirse los tableros entre los diversos factores que desean un cambio de régimen. Todos serían una parte integrante del esfuerzo por promover la transición a la democracia y todos serían ganadores del logro de ese objetivo. Incluyo al chavismo disidente”.

Señala que el estudio de 70 casos de transiciones en el mundo ha arrojado que “sólo en 1/3 la presión internacional fue el detonante”.

Magdaleno considera como un aspecto neurálgico que la oposición trabaje en acciones como la articulación de las protestas por asuntos cotidianos que afectan a los ciudadanos y, que por ejemplo, conforme redes entre sectores y comunidades vecinas. Destaca que estas acciones forman parte de las jugadas en el tablero, pero conjugadas entre sí.

“Qué difícil es hacerles entender a algunos líderes y ciudadanos que la protesta, por sí sola, difícilmente será “el detonante” de una transición a la democracia. La clave está en la concurrencia y simultaneidad de varias variables, incluida la protesta. No es una sola variable”.

El politólogo identifica una creciente fragmentación en lo interno de la oposición con la existencia de diferente grupos: la MUD y el Frente Amplio, Soy Venezuela, Concertación por el Cambio, y Prociudadanos. Todos estos, acota, tienen estrategias y abordajes distintos sobre cómo promover la transición hacia la democracia. En este sentido, refiere que debido a la ausencia de acuerdos estratégicos básicos cada facción desarrolla una agenda propia, con lo que se castran las posibilidades de un plan conjunto.

Fernando Spiritto, también politólogo, afirma que el afianzamiento de la lucha internacional ha sido propiciado por “la línea roja y que lo que permitió a la comunidad internacional darse cuenta que aquí había una dictadura fue la neutralización de la Asamblea Nacional (AN) y la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) abiertamente ilegal. Cada vez hay más evidencias de que existe un gobierno que está de espaldas al Estado de derecho”.

Añade que la audiencia y la atención que ha logrado la dirigencia antichavistas en el extranjero han sido amplias y han tenido impacto, pero en lo interno esta continúa en una desarticulación absoluta.

“La disgregación de la oposición no tiene pegada y hay una desmotivación de la oposición pública. Esto es lamentable porque ocurre en el momento en que el Gobierno de Maduro está más débil”.

Spiritto considera que urge retomar la articulación de los distintos sectores que adversan a Maduro, que cree es la única salida posible para propiciar el cambio. Al mismo tiempo es partidario de que la oposición se dirija al ala militar democrática que queda dentro de la Fuerza Armada, que “es un sector importante que hace la diferencia sobre la permanencia o no del Gobierno en el poder”.

Quejas externas.
“Afuera pueden presionar, ayudar, pero si aquí adentro no hay fuerza, movilización, activación, reclamo, aquí no va a haber cambio”, señalaba el diputado de Primero Justicia (PJ), Miguel Pizarro, a principios de julio en una suerte de mea culpa de la oposición durante la 74 Asamblea anual de Fedecámaras. Allí, el joven dirigente afirmó que la oposición se convirtió en una constructora de frustraciones.

“La movilización de 2017 no se apagó por un suiche; se debilitó por miedo a los tiros, asesinatos y torturas. La protesta también sufrió por falta de organización y se convirtió en un rehén de las emociones”, dijo en ese entonces.

¿Qué más se requiere en esta batalla contra el Gobierno? “A la lucha interna hay que darle una direccionalidad estratégica capaz de lograr un vector de fuerza y que vuelva a subir la esperanza. En el continente han surgido quejas sobre el liderazgo opositor venezolano y respecto a la importancia de no abandonarse la estrategia dentro del país”, subraya el politólogo Piero Trepiccione.

De acuerdo con su apreciación, incluso desde el exterior se ha advertido sobre la necesidad de que los adversarios del Presidente no se conformen con luchar sólo en el ámbito internacional. De hecho se ha abogado por la estructuración de una sólida articulación interna.

Trepiccione ubica el momento en que las fricciones dentro de la oposición comenzaron a hacerse evidentes: el fraccionamiento comenzó a gestarse luego de la victoria de las parlamentarias de diciembre de 2015: “Los dirigentes opositores creyeron que el mandado estaba hecho y faltaba poco para el cambio, entonces comenzaron a avanzar de forma personal y no grupal, guiados por sus propios intereses. La oposición luce hoy absolutamente desarticulada y desconectada del sentimiento mayoritaria de 80% del país que rechaza a Maduro y clama por un cambio”.

Objetivo estratégico.
En medio de la anomia en la que parece cayó la oposición, especialmente luego del 20 de mayo, recientemente se han realizado algunos acercamientos entre las partes para buscar llegar a una ruta de lucha interna clara.

“Todas las conversaciones son buenas. El punto es sobre qué plataforma, propósito y objetivo, cada partido debe estar claro para buscar aliados. No basta con definir como objetivo la salida del poder de Nicolás Maduro y sus seguidores, sino el cómo y este ha sido el mayor punto de desencuentro entre los opositores. Hay que definir algo vital para los venezolanos: ¿Cómo derrotar la crisis? De la forma como se derrote a Maduro dependerá la forma y el tiempo para superar la crisis. Esto último importa más que la sola disputa por el poder”, expresa el director de Datincorp, Jesús Seguías.

Señala que los acercamientos no avanzarán sin la definición del objetivo, de un norte estratégico que luego permita buscar a quienes coincidan con este planteamiento, y no al revés.

Para Seguías, la articulación de la oposición está sujeta a la identificación de la meta. Esta tarea pareciera obvia, pero ha sido esquiva para este sector.

“La identificación del objetivo permitirá continuar para buscar a las comunes y hablar de unidad. De lo contrario, la unidad será una quimera y puede convertirse en un recurso de escape para quienes aún no se atreven a poner el cascabel al gato o no tienen ya nada que decir”.

Batalla interna
El director de Delphos, Félix Seijas Rodríguez, sostiene que las fallas en la lucha se han derivado de un hecho claro: “La batalla se da dentro de la misma oposición y no contra el enemigo más fuerte. Eso lo percibe la gente”.

Seijas coincide con Seguías en que la clave está en el objetivo estratégico.

“Las fuerzas opositoras deben trabajar para hacer la conexión entre un ambiente institucional y la realidad que hay como lo es la existencia de un autoritarismo. A la dirigencia le falta entender en qué situación estamos y las premisas sobre las que se trabaja”, puntualiza.

Caracas/ Sofía Nederr

Share This:

Comentarios

  oposicion   politica   unidad   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!