Sucesos

De múltiples puñaladas y disparos mataron a un reo en Puente Ayala

El cuerpo de Quintero ingreso al Senamecf la tarde de este lunes / Foto: Arturo Ramírez

Prácticamente irreconocible quedó el cadáver de Jesús Andrés Quintero Olivero, de 26 años de edad, luego que sus compañeros de celda lo asesinaran a puñaladas, machetazos y disparos cuando se disponía a presenciar unos juegos entre internos del penal José Antonio Anzoátegui, en Barcelona.

Quintero Olivero, apodado “badu”, fue masacrado la tarde de este lunes, tras presuntamente discutir con otro preso en el área de la cancha del recinto carcelario.

Al parecer “badu” fue agredido por un sujeto identificado como Carlos Javier, quien fue aprehendido el pasado mes de abril en una quinta del conjunto residencial Pueblo Viejo de Lechería, junto a otras cinco personas. Allí las autoridades hallaron un alijo de droga de 239 kilos.

Durante la pelea intervinieron otros reclusos, quienes le inflingieron más de 40 heridas en la espalda, cabeza, cuello, brazos y piernas. Las lesiones eran incontables. No conforme con ello le efectuaron disparos en las manos y el rostro.

El motivo

Presuntamente Jesús Andrés se “comió la luz“, lo que en el argot carcelario significa que violó las leyes internas establecidas por los reclusos. Estaba detenido en el penal de Puente Ayala, a la orden del Tribunal Tercero de Control del Área Metropolitana de Caracas.

“El badu” tenía tatuajes en la espalda, hombros y brazos. En uno decía “el carro que nunca duerme” y en el otro, “badu para lo que salga”.

En la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forense (Senamecf), ubicada en Barcelona, no se habían presentado familiares a reclamar los restos. Se desconoce por qué el hombre estaba tras las rejas.

Barcelona / Eleida Briceño

Share This:

Comentarios

  el-badu   asesinato   motin   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!