DEPORTES  Béisbol

En una noche histórica, Cardenales superó en casa a Caribes (+Video)

José Castillo, bateador designado de Lara, es el octavo miembro del club de los 1.000 hits en la Lvbp / Foto: Prensa Lvbp

La noche del 18 de octubre de 2018 será recordada como una de las más memorables en la historia de Cardenales de Lara (3-3) que aprovechó la ventaja de jugar en su casa, el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, para imponerse 9-2 sobre Caribes de Anzoátegui (2-4) en el primer encuentro de una serie de dos compromisos.

Las aves salieron airosas en un duelo en el tomaron revancha de los rivales que las derrotaron en la final de la campaña 2017-2018 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (Lvbp), concretaron una triple matanza y José “El Hacha” Castillo se convirtió en el octavo pelotero en el circuito invernal criollo en disparar, al menos, 1.000 hits de por vida.

El triple play, el noveno que completa la franquicia crepuscular en sus 76 años de existencia, tuvo como principal gestor al antesalista Luis Valbuena, uno de los grandes protagonistas de la noche.

En el comienzo de la primera entrada, Valbuena corrió de espaldas al territorio corto del jardín izquierdo para decapitar una conexión de Luis Jiménez (bateador designado) y, de inmediato, lanzó la pelota al camarero Yonathan Mendoza para inmolar a Alexi Amarista (segunda base).  Mendoza tiró al primer cojín, defendido por Jesús Montero, y éste tocó a Niuman Romero (custodio de la tercera estación) para retirarlo. Eso evitó que La Tribu Oriental, que ganaba 1-0, pudiera concretar un rally.

“Gracias a Dios, soy un jugador de experiencia y calculé perfectamente el batazo del zurdo Jiménez para poder agarrarlo”, explicó Valbuena en entrevista concedida a Radio Minuto. “Hice una tremenda atrapada y, sin duda, creo que eso cambió todo el destino de este juego. Es la primera vez en mi carrera que consigo algo así y me siento realmente feliz”.

Batazo clave

Valbuena no sólo regaló esa joya defensiva en el desafío de ronda regular del certamen 2018-2019. También despachó el cuadrangular que decantó la balanza en favor del combinado anfitrión.

En el cierre del tercer capítulo, con par de outs y la pizarra igualada (1-1), le sacudió un jonrón impulsor de tres anotaciones a Daryl Thompson, abridor visitante, para colocar a frente (4-1) a un club larense que no cedió la delantera en el resto del tope. Sacó la pelota por el bosque derecho y, gracias a eso, llevó al plato a Alejandro de Aza (centerfielder) y Castillo (designado).

“Siempre salgo a jugar al 110 por ciento y enfocado en batear en los momentos oportunos. Hoy, con la ayuda de Dios, pude conectar el tablazo decisivo y, lo mejor de todo, fue que ganamos”, dijo Valbuena, quien lejos de vanagloriarse valoró el esfuerzo colectivo. “No soy más que nadie. Simplemente, formó parte de una familia en la que todos buscamos el bien común y jugamos para ganar”.

Valbuena, reconocido como el Jugador Más Valioso (JMV) del cotejo, finalizó 3-1 con dos marcadas y cuatro producidas.

Tuvo como aliado en ataque a un Castillo que brindó una exhibición ofensiva en el escenario occidental, al irse de 5-4 con registrada.

Momento único

Su último “cohete” fue un sencillo que cayó entre las praderas central y derecha, cuando se jugaba la parte baja del octavo inning. Eso le permitió llegar al millar de “truenos”en la Lvbp.

“Nunca me imaginé que iba a vivir algo así en mi carrera deportiva. Coleccionar mil hits es algo que me llena de orgullo y, sin lugar a dudas, es un premio que Dios me dio”, señaló Castillo. “Ahora me enfocaré en quedar campeón con Lara, que fue para lo que vine”.

Según Beibolplay.com, “El Hacha” Castillo se unió a Víctor Davalillo (1.505 imparables), Robert Pérez (1.329), Teolindo Acosta (1.289), César Tovar (1.224), Luis “Camaleón” García (1.065), Tomás Pérez (1.012) y Luis Sojo (1.007) como los únicos que han podido arribar a la mítica cifra de “petardos”.

Pertenecer a esa élite lo llena de orgullo. “Jamás pensé estar al lado de esas figuras históricas de nuestro béisbol. Creo que el viaje ha sido largo. Espero que sigan los hits”, agregó Castillo, quien disputa su décimo noveno torneo de Lvbp y fue felicitado por miembros de Caribes y Cardenales después ligar el histórico “cohete” . Además recibió una ovación del público antes de ser reemplazado por Jecksson Flores.

Por los caídos sobresalió Romero, quien golpeó de 4-1 con fletada.

Raúl Rivero (1-0) triunfó luego de trabajar cinco tramos, admitir una carrera y cuatro inatrapables, otorgar una base por bolas y propinar seis ponches.

Thompson (0-1) cargó con el revés, después de laborar 3.1 actos, tolerar cinco rayitas y siete “metrallazos”, totalizar un abanicado y no regalar boletos.

Anzoátegui y Lara volverán a toparse este viernes, a las 7:00 pm, en el nido barquisimetano.

Valencia / Joseph Ñambre

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!