Mundo

Banquero Matthias Krull fue condenado por lavado de dinero venezolano en Miami

Krull se comprometió a colaborar con las autoridades en la investigación de lavado de dinero / Foto: Internet

Un banquero que atendía a multimillonarios venezolanos fue condenado este lunes en Miami a diez años de prisión, por su participación en el lavado de 1.200 millones de dólares de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), en un caso que ha implicado a los hijastros del presidente Nicolás Maduro.

Matthias Krull está cooperando con el gobierno estadounidense y la jueza federal Cecilia Altonaga dijo que si bien le impuso la máxima condena, podría reducirla.

El exbanquero de Julius Baer, que nació en Alemania, creció en Caracas y residía en Panamá, deberá pagar 50.000 dólares en multas y devolver 600.000 dólares que obtuvo de beneficio por su participación en la conspiración que sustrajo fondos de Pdvsa a través de contratos fraudulentos y préstamos en bolívares en el mercado negro.

Krull, de 45 años, permanecerá en libertad bajo fianza hasta el 29 de abril de 2019.

Se trata del mayor caso de lavado de dinero contra funcionarios venezolanos y sus socios que se haya conocido. La investigación es parte de un vasto esfuerzo de los fiscales estadounidenses para acorralar a Maduro, que hasta ahora ha esquivado las acusaciones de corrupción que han caído sobre varios funcionarios de alto rango del gobierno venezolano.

En documentos judiciales, Krull ha admitido que conspiró con hombres identificados como “Los Chamos” para lavar unos 200 millones de dólares en bienes raíces de lujo en Miami.

Los Chamos son Yoswal, Yosser y Walter Flores, hijos de una primera relación de la primera dama Cilia Flores, de acuerdo con dos estadounidenses que hablaron del caso con la AP.

Las dos fuentes hablaron a condición de mantener su nombre en el anonimato porque no estaban autorizadas a efectuar comentarios.

En documentos judiciales, Krull aparece también como el “banquero personal” del “Conspirador 7”, descrito como el propietario de un canal de televisión de Venezuela y miembro de los “boliburgueses”, la elite empresarial que hizo fortunas a través de negocios con el gobierno de Venezuela.

Otro de los miembros de la red de lavado de dinero es Abraham Edgardo Ortega, quien se desempeñó como director ejecutivo de Pdvsa y se espera se declare culpable esta semana.

Ni Raúl Gorrín, dueño del canal, ni Maduro han sido acusados en este caso.

Un abogado de Gorrín no respondió de manera inmediata un pedido de comentarios. No fue posible localizar a los hijastros de Maduro.

En busca de obtener una condena leve, Krull, ha expresado en documentos judiciales que esta es la primera vez que tiene contacto con el sistema de justicia criminal.

Krull creció en Caracas, donde su papá fue pastor de una iglesia luterana. Tras el divorcio de sus padres, terminó el colegio secundario en México y luego se trasladó a Suiza para estudiar negocios, antes de unirse al banco Julius Baer.

“Matthias ha aceptado totalmente y de manera inequívoca su responsabilidad por su participación en esta conspiración”, dijo su abogado Oscar Rodríguez en un documento presentado pocos días antes a la sentencia. “Ha tomado pasos importantes para corregir este error”.

Como parte de un acuerdo que selló con la fiscalía para obtener una condena leve, Krull se comprometió a colaborar con las autoridades en la investigación de lavado de dinero.

La jueza dijo que espera verlo pronto nuevamente en los tribunales, cuando los fiscales vuelvan para recomendar reducción de la condena por su asistencia en el caso.

Un tercer acusado, el agente financiero de Miami, Gustavo Adolfo Hernández Frieri, fue arrestado en Italia en julio y está esperando su extradición a Estados Unidos. Otros seis acusados permanecen prófugos.

Miami / AP

Share This:

Comentarios

  corrupcion-pdvsa   mathias-krull   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!