Mundo

Temen hallar más muertos en el norte de California; suman 23

Agentes del sheriff cargan restos humanos en un barrio destruido por un incendio forestal el sábado / Foto: AP

Los bomberos y los agentes del sheriff han comenzado la agonizante tarea de buscar muertos entre los escombros del incendio más destructivo que se haya registrado en California. Hasta el sábado, el número de muertos había llegado a 23, pero parecía que la cifra aumentará.

Toda la ciudad de Paradise quedó arrasada y el fuego seguía haciendo estragos en las comunidades circundantes, por lo que el sheriff del condado de Butte, Kory Honea, dijo que el condado estaba trayendo un quinto equipo de búsqueda y rescate. Un equipo de antropología de la Universidad Estatal de California en Chico también estaba asistiendo, porque en algunos casos “los únicos restos que podemos encontrar son huesos o fragmentos de huesos”.

“Esto nos afecta mucho a todos nosotros”, dijo Honea. “Yo mismo y especialmente los miembros del equipo, que están haciendo lo que es un trabajo importante pero ciertamente difícil”.

Las víctimas no han sido identificadas, pero el departamento tiene una lista de 110 personas desaparecidas. Las autoridades creen que muchos de los ancianos de la lista simplemente están en otro lugar sin teléfonos celulares o incapaces de ponerse en contacto con sus seres queridos. Honea dijo que la agencia también estaba trayendo un laboratorio móvil de ADN y alentó a las personas con familiares desaparecidos a enviar muestras para ayudar en el proceso de identificación.

El número de muertos convirtió al incendio en el tercero más mortífero registrado en el estado, otra estadística para un incendio que ha quemado 425 kilómetros cuadrados (164 millas cuadradas) y que hasta ahora ha costado al menos 8,1 millones de dólares para combatirlo, dijo Steve Kaufmann, vocero del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California.

Barrios enteros fueron arrasados, destruyendo más de 6.700 inmuebles, casi todos ellos viviendas. El centro comercial quedó destruido por el incendio, que amenazaba con reavivarse con la misma furia con la que quemó gran parte de la ciudad en la falda de un monte.

Más bomberos acudieron a la zona el sábado, donde se espera que se produzcan ráfagas de viento de hasta 80 kilómetros por hora (50 millas por hora) hasta el lunes, lo que aumenta el riesgo de que se produzcan condiciones similares a las del jueves cuando se inició el incendio, dijo Alex Hoon, del Servicio Meteorológico Nacional.

California, EE.UU. / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!