DEPORTES  Béisbol

Cardenales de Lara busca ganar “su” Serie del Caribe

El derecho Néstor Molina será el abridor hoy contra Cuba, y de llegar a la final, se encargará de la lomita el domingo /Fotos: Cortesía

Cardenales de Lara, campeones de Venezuela, tienen una revancha que cobrar en Panamá. Esta, la que se disputa entre el 4 y el 10 de febrero, era su Serie del Caribe. Durante un año, la gerencia preparó un equipo realmente competitivo, para intentar el asalto de la liga local y asistir con orgullo a un Clásico de Febrero que iba a disputarse en Barquisimeto.

Circunstancias inesperadas frustraron el deseo de la divisa y su afición. Luego de reanudarse las protestas populares, debido a una grave crisis social, económica y política, la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (Cbpc) decidió, con voto mayoritario de México, Puerto Rico y República Dominicana, mudar la cita al país canalero y organizar a marchas forzadas, en 10 días, lo que a los larenses les había tomado más de 24 meses de trabajo e ilusión.

Lara sostiene su armazón sobre el pitcheo y la defensa. Su rotación fue la única en la ronda eliminatoria que mantuvo los cinco brazos prácticamente de principio a fin. Su bullpen contó con siete hombres para cerrar juegos a partir del sexto inning, casi todos con rectas sobre las 93-94 millas por hora. Su defensiva fue la que menos errores cometió en el campeonato. Fue el conjunto con menos carreras sucias permitidas y el de mejor efectividad colectiva, contando de octubre a enero.

Wilfredo Boscán, el mejor abridor de Navegantes del Magallanes, y su compañero Yohán Pino llegaron para ayudar en labores de largo aliento. Pedro Rodríguez, ganador del Premio Cerrador del Año por su desempeño con los navieros, recibió el encargo de tirar en adelante el último inning. Elvis Araujo, procedente de Águilas del Zulia, asume el rol de relevista situacional.

El manager José Moreno sigue contando con otros apagafuegos de fuste, en ese grupo de setups, al que le debe en buena parte su primera corona en el beisbol invernal. Los derechos Vicente Campos y Felipe Paulino también tienen roce en las Mayores y a ellos se unen el curtido dominicano Ricardo Gómez y los más jóvenes Alexis Rivero y Luis Lugo.

Refuerzos para cubrir espacios
Es casi la misma estructura con que Lara superó a Leones del Caracas en cuatro de los cinco encuentros que duró la final en la Lvbp. Además, el bigleaguer Osmer Morales puede auxiliar desde temprano e ir largo, de ser necesario, y el exgrandeliga David Martínez da más opciones al cuerpo de bomberos, al salir de la rotación.

“Lo que hicimos al buscar refuerzos fue reemplazar a nuestros peloteros, mantener la base de nuestro equipo, únicamente sustituyendo a los que no pudieron ir”, explica el gerente general Carlos Miguel Oropeza. “Cada uno de los refuerzos está ocupando el lugar de alguien que estaba en nuestro roster original”.

Cardenales, en principio, planea usar como abridores a Néstor Molina (este lunes, contra Charros de Jalisco), Boscán (el miércoles, ante Leñadores de Las Tunas), Pino (el viernes, en el segundo choque ante los mexicanos) y Raúl Rivero (frente a los cubanos). Si avanzan a la final, Molina repetiría el domingo.

Amarista y Jiménez a cubrir bajas
La ofensiva es una duda, ante la ausencia del primer bate Ildemaro Vargas y del astro local Willians Astudillo, utility de Mellizos de Minnesota, tomado como refuerzo antes de la serie contra los melenudos y único slugger legítimo que tuvieron los crepusculares.

Alexi Amarista y Luis Jiménez serán los refuerzos ofensivos con los que contará el conjunto crepuscular en Panamá

Las aves rojas tienen una alineación de chocadores, que se mantiene en su mayoría. El exbigleaguer Alexi Amarista, debe asumir la segunda base, en lugar de Vargas, mientras que el veteranísimo Luis Jiménez, el toletero zurdo con más jonrones en la pelota profesional venezolana, pasa a ser el nuevo bateador designado.

“Nuestra principal fortaleza es que tenemos prácticamente el mismo equipo, que mantenemos la base, tanto en el pitcheo como en la alineación”, resalta Oropeza. “Eso, en estas instancias, es bien positivo”.

Los tres jardineros, que ayudan con su defensa y gran velocidad, son bateadores de contacto, aunque el dominicano Alejandro De Aza, con más de una década de roce en la gran carpa, tiene capacidad para dar extrabases, lo mismo que el inicialista cubano Rangel Ravelo, el antesalista Carlos Rivero y el campocorto Juniel Querecuto, especialmente cuando batea a la derecha.

Francisco Arcia es el receptor. En 2018 se convirtió en el primer pelotero en la historia de las Mayores en debutar con 10 empujadas en sus primeros dos encuentros. Acaba de lograr el premio al mejor catcher defensivo en su país y su estreno con los Ángeles de Los Ángeles de Anaheim se saldó con un cuadrangular en su primer viaje al plato.

“El equipo tiene un balance muy profundo en todas sus filas”, afirma Moreno.

“Nos sentimos con confianza y optimismo de que podremos hacer un buen papel”, coincide Oropeza. “Aspiramos a traernos la corona. Sabemos que Cuba es un equipo que batea mucho, de muy buena ofensiva, y que los Charros son un equipo como los mexicanos de los últimos años, sin restricciones, con pitchers que pueden lanzar largo e ir todos los días”.

Panamá/ Cortesía Lasmayores.com

Share This:

Comentarios

  2019   cardenales-de-lara   cuba   puerto-rico   republica-dominicana   serie-del-caribe   

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!