Sucesos

Mataron a dos presuntos secuestradores en La Aduana

Los cadáveres fueron ingresados en Senamecf de Barcelona / Foto: Arturo Ramírez

En mala hora se les ocurrió a dos individuos secuestrar, a las 3:30 de este viernes, a una abogada que había salido de un centro estético, situado en la avenida Principal de la urbanización Brisas del Mar en Barcelona.

El par de sujetos armados sometió a la profesional, cuya identidad se mantiene en reserva, a quien despojaron de su teléfono, reloj y otros objetos.

De seguidas, los dos facinerosos se llevaron a la jurista en su camioneta marca Toyota,  modelo Fortuner, con rumbo desconocido.

Tras ser notificados del hecho, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) iniciaron las averiguaciones.

A la hora ubicaron a los supuestos plagiarios y a la víctima en una vivienda,  situada en la calle San Carlos del sector La Burra, llamado también Madre Bella, del barrio La Aduana.

Unos vecinos se alarmaron al ver la movilización policial y escuchar las detonaciones. Unas personas corrieron para protegerse.

En el supuesto enfrentamiento, un adolescente de 17 años de edad recibió dos tiros en el pecho, y su acompañante Nelson Antonio Urbáez Aguilera (18), sufrió varias heridas en la cabeza y el tórax.

Ambos fueron trasladados al hospital universitario Luis Razetti, donde fueron ingresados sin vida. Los cadáveres fueron referidos al anfiteatro del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), ubicado en la urbanización Tronconal III de la capital del estado.

Banda de plagiarios

Una fuente extraoficial expresó que rescataron sana y salva a la abogada, al igual que la camioneta y otras pertenencias.

El informante manifestó que el jovencito y Urbáez, presuntamente, eran miembros de una banda de secuestradores que opera en el Casco Central de Barcelona.

“El grupo, al parecer, lleva a sus víctimas a los barrios cercanos,  luego contacta a los familiares  para exigir el pago del rescate”.

Una versión diferente a la policial dio una comerciante que afirmó que su hijo, de 17 años, trabajaba con ella en una venta de lubricantes de vehículos. Jamás lo vio armado. Él no  estuvo detenido, ni tuvo problemas con policías, aseveró.

Un hombre que no dio su nombre indicó que su hermano Nelson Urbáez era comerciante. Dijo que no sabía si hubo o no enfrentamiento. No dio más información.

Barcelona / Yraida Núñez

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!