Sucesos

Encontraron cadáver tiroteado de un taxista que estaba desaparecido

Alianny Barrera y Liliana Flames demandaron justicia por la muerte de Jesús Barrera / Foto: Arturo Ramírez

Familiares tuvieron un mal presagio cuando el taxista de la línea Tucusito, Jesús Alejandrino Barrera, de 59 años de edad, no regresó a su domicilio, situado en Barrio Colombia de Barcelona,  la noche del pasado jueves 7. Este domingo encontraron su cadáver en el sector Los Potocos de Barcelona.

Llamaron en reiteradas oportunidades al teléfono celular del quincuagenario, pero permanecía apagado. Ellos se comunicaron entonces con  compañeros de labores de Barrera, quienes manifestaron desconocer su paradero.

Unos amigos le comunicaron a la familia que habían visto al taxista, por última vez, a las 9:00 pm del jueves 7, cuando llevaba en su carro marca Dodge, modelo Dart, color bronce, a dos mujeres y un hombre.

Los parientes buscaron sin éxito a Barrera  por los hospitales locales. También en la zona rural del municipio Simón Bolívar. Eran las 4:00 pm de este sábado cuando localizaron el Dodge, desvalijado y quemado, en predios de una casa abandonada, en el caserío Barbacoa.

A los tres días de la angustiosa búsqueda, exactamente a las 5:45 am de este domingo, los familiares se llevaron una desagradable sorpresa al hallar el cadáver de Jesús Alejandrino debajo de una mata de yaque, en la calle 4, a unos 500 metros de la empresa Representaciones Herrera CA, en el barrio Los Potocos.

Un robo
En la escena del crimen se apersonaron funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que realizaron una inspección y el levantamiento del cadáver.

Trasladaron los restos a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf). Los expertos le observaron una herida de bala en la parte posterior de la cabeza.

Los pesquisas presumen que asesinaron al taxista para robarlo, aunque no descartan que surjan otras hipótesis.  Adelantan las pesquisas para identificar a los homicidas.

La abogada y contadora pública Alianny Barrera y el ama de casa Liliana Flames, hija y sobrina, respectivamente, de Jesús Alejandrino, cumplieron con los requisitos para solicitar los restos.

La jurista relató que su papá tenía unos 30 años de servicio en la línea de taxis Tucusito, cuya parada está actualmente en La Fuente de Barcelona. Mencionó que su progenitor solía dejar a los pasajeros en la vía de El Viñedo, pues no se metía para el barrio.

La joven refirió que su padre, al igual que los demás taxistas, fue víctima del hampa varias veces. Precisó que en diciembre de 2018, unos ladrones le quitaron su celular y dinero.

Alianny y Liliana esperan que los policías capturen a los asesinos para que reciban el castigo que merecen.

Jesús Alejandrino Barrera estaba casado con la educadora Ramona Flames, con quien tuvo cuatro hijos.

Barcelona / Yraida Núñez

Share This:

Comentarios

  homicidio   los-potocos   taxista   

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!