Columnistas

Llegó el presidente

A pesar que los representantes de la usurpación habían informado que le tenían  en Maiquetía un comité de recepción al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, para supuestamente ponerlo preso, éste entró con suma facilidad al país en vuelo comercial y pasando por inmigración.

¿Qué pasó?´¿Falló el comité de recepción encargado a García Carneiro? ¿Tuvieron miedo de provocar la ira del continente? O simplemente ¿fue una bravuconada de Diosdado Cabello? Cualquiera de las opciones puede ser la correcta, no obstante lo cierto es que Guaidó llegó al país sano y salvo.

La llegada del presidente encargado de Venezuela, sin que nada le sucediese, es un gran revés para Nicolás Maduro. Guaidó no sólo actúa como Jefe de Estado fuera de las fronteras patrias, sino que lo hace en las narices de Maduro y de sus secuaces.

Tarek Williams Saab, el Fiscal General designado por la Asamblea Nacional Constituyente, había dictado prohibición de salida del país, pero Guaidó salió y regresó y no pasó nada.

A través de los hechos queda evidenciado la falta de poder real de los órganos de la usurpación y del mismísimo usurpador. Maduro se encuentra contra la pared y no hay forma que salga del atolladero en el cual el mismo se sumergió.

Guaidó llega a Venezuela en medio de grandes movilizaciones en Caracas y en todo el país, lo cual no pudieron evitar desde régimen a pesar de sus intimidaciones y de los llamados desesperados a celebrar el carnaval.

No obstante, con la llegada del presidente encargado del país que pasará. ¡Fácil! Seguir avanzando.

Guaidó debe seguir adelante con determinación e impulsando acciones de gobiernos como la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral, y de nuevos integrantes del Poder Moral Republicano.

Sin duda, Maduro está cediendo. Pero, los retrocesos de éste no significan su derrota total, por el contrario pudiese retornar, frente a esto los demócratas debemos seguir desarrollando las políticas que hasta la fecha han rendido frutos.

En términos boxísticos, Maduro está contra las cuerdas si lo dejamos respirar entonces saldrá de allí y tendrá un segundo aire para defenderse y volver a la pelea. ¿Lo dejaremos? ¿Permitirá la Asamblea Nacional y Juan Guaidó que el usurpador regrese a la pelea? En mi criterio este es el momento del nocaut.

Los venezolanos tenemos el deber de derrotar definitivamente a la tiranía que nos desgobierna desde hace 20 años. Tenemos la responsabilidad de seguir adelante y de hacer respetar la constitución y la institucionalidad del Estado la cual está hecha añicos por parte de Maduro y sus cómplices.

Guaidó ya está en Venezuela y cuenta con nosotros para lograr el Cese de la Usurpación, el Gobierno de Transición y la convocatoria de Elecciones Libres. Una sola vara no hace montaña. El deber de luchar es de cada uno de nosotros, por eso no podemos quedarnos de brazos cruzados viendo como otros lo dan todo, mientras nosotros no damos nada.

La cita por la libertad del país es y siempre será  en las calles de Venezuela. Súmate a esta gesta libertaria, luchan  por un país mejor, ven Guaidó y Venezuela cuentan contigo. 

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!