Locales

Hospitales de la zona norte trabajaron “con las uñas” por apagón nacional

Médicos especialistas trabajaron con las linternas de sus equipos móviles en medio de la falla eléctrica / Foto: María Méndez

El sector salud de la zona norte del estado Anzoátegui no escapó de la falla de electricidad que afectó a todo el país.

En el caso del hospital universitario Luis Razetti de Barcelona, cuya planta eléctrica funcionaba con normalidad, hubo dificultades con el suministro de agua potable y el sistema de climatización de todas las áreas.

Así lo informó el presidente de la sociedad de médicos, internos y residentes del nosocomio capitalino, Oscar Navas, quien manifestó que la avería del servicio de energía los obligó a suspender algunas cirugías.

“Sólo atendimos las estrictas emergencias, las que de verdad ameritaban una intervención inmediata y que no podían esperar a que se restableciera la luz”.

Señaló que esta medida fue tomada debido a que el voltaje de la planta del centro de salud no se daba abasto para encender los aires y así mantener un ambiente sanitario aceptable durante las operaciones.

“Si no hay aire, la temperatura sube y puede comprometerse la vida de un paciente porque se corre el riesgo de que el quirófano se contamine con alguna bacteria”.

Navas aseguró que ante la emergencia nacional hacían lo posible por resolver las irregularidades presentadas con los pacientes que se encontraban hospitalizados.

Una situación similar vivieron los pacientes recluidos en el hospital César Rodríguez, ubicado en el sector Guaraguao de Puerto La Cruz y adscrito al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss), donde familiares denunciaron que las deficiencias eléctricas se vienen presentando desde el pasado domingo.

Personal de Enfermería, que decidió mantener su identidad en el anonimato por temor a represalias por parte de la directiva del recinto,  aseguró que están ejerciendo sus labores “con las uñas” debido a la falta de luz y de insumos médicos.

“No tenemos nada. Los pacientes tienen que comprar todo. Aquí han tenido que suspender las cirugías porque desde el domingo no hay luz. Es horrible, con este apagón no se trabaja bien. No podemos atender las emergencias”.

Un doctor, que tampoco quiso identificarse, manifestó que atendió a pacientes con la linterna de su teléfono celular  para evitar que se fueran sin un diagnóstico.

“Hemos trabajado como si estuviésemos en la edad media. La única planta que hay funciona a medias. En la noche es imposible aplicarles los tratamientos a los enfermos, porque todo está oscuro y no podemos hacer las mezclas”.

También han dejado de nebulizar a quienes necesitan de este tratamiento, ya que la corriente eléctrica de emergencia no tiene el voltaje suficiente para poner operativos estos aparatos.

Zona Sur

En el hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre también sufrieron los efectos del apagón nacional, el segundo en menos de un mes.

Su directora, Yindri Marcano, aseveró que los servicios de emergencias de adulto y pediátrica, banco de sangre y la unidad de cuidados intensivos estuvieron resguardados por una de las dos plantas eléctricas que tiene el centro asistencial.

“Hasta ahora no se ha reportado el daño de ningún equipo y tampoco víctimas que lamentar”, dijo Marcano.

Testimonios

María Ávila, quien tiene a su nieto hospitalizado en la sala de Traumatología de este centro asistencial, expresó que la luz se había ido la noche del día anterior y llegó el lunes a las 12:00 del día.

“Sólo duró unas horas porque se volvió a ir la luz a las 10:00 de la noche y quién sabe a qué hora se restablezcerá con normalidad”.

Añadió que a su pariente, de 18 años de edad, le han tenido que reprogramar la intervención quirúrgica debido a que la planta eléctrica, al igual que la del Razetti, no cubre todas las salas de cirugías.

En el Razetti, Cristina Martínez vive algo parecido, pues su madre tiene tres días hospitalizada esperando por una operación, a fin de mejorar su condición de salud.

“La internamos el domingo en la mañana y el lunes a las 2:00 de la tarde la bajaron a la sala de cirugías, pero de inmediato la subieron por la falta de  electricidad”.

Martínez precisó que los profesionales de la Medicina que laboran en ese recinto hospitalario difirieron la intervención para el miércoles, pues esperan que para esa fecha ya haya sido  restablecida la electricidad.

Barcelona / María Fernanda Méndez Y.

Share This:

Comentarios

  electricidad   guaraguao   salud   

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!