DEPORTES  Béisbol

Robinson Chirinos se ensañó contra Texas y fue vital en el triunfo de Houston

Robinson Chirinos se erigió como el artífice del éxito de Astros sobre Vigilantes en el derbi texano / Foto: Tony Gutiérrez / AP

Robinson Chirinos aprovechó el primer chance que se le presentó para vengarse de sus antiguos compañeros y conectó el batazo que decidió el lunes el triunfo 2-1 de Astros de Houston sobre Vigilantes de Texas en un reñido choque de las Grandes Ligas.

Chirinos, receptor de 34 años oriundo de Punto Fijo, estado Falcón, rompió un empate 1-1 en el Globe Life Park de Arlington, Texas (Estados Unidos), después de disparar un doblete impulsor de una carrera en el comienzo del sexto capítulo.

Su batazo, que llevó a la goma al campocorto puertorriqueño Carlos Correa –quien se embasó con un biangular-, enmudeció a las 18.056 personas que asistieron al coso de los rancheros, donde el venezolano pasó seis de sus ocho temporadas previas en Las Mayores.

Para Chirinos, quien jugó con Texas de 2013 a 2018, pegarle su tubey al derecho estadounidense Adrian Sampson tuvo un significado especial. Le permitió tomar protagonismo en las postrimerías de un encuentro del que fue héroe indiscutible y concretó una excelsa jugada defensiva.

En el séptimo capítulo hizo gala de la potencia de su brazo al retirar a su compatriota Rougned Odor (intermedista) en el segundo cojín con un tiro certero. Odor había empezado el acto con sencillo y representaba la carrera de nivelar el score.

Un cátcher bien preparado

Chirinos conocía el talento y la velocidad de Odor. Por esa causa, supo determinar el momento exacto en el que su paisano iba a salir a la conquista de la segunda estación.

“Odor me dijo, antes del juego, que me preparara porque me iba a robar un par de bases”, explicó Chirinos a Shuyler Dixon, periodista de AP, tras el choque entre novenas de la División Oeste de la Liga Americana. “Le dije inténtalo, estoy preparado. Creo que gané nuestro duelo personal”.

Chirinos acabó de 4-1 con empujada y fue designado pelotero más valioso de un desafío en el que deseaba actuar desde que firmó como agente libre con los siderales en el receso invernal.

“Hoy (el lunes) me sentí más nervioso que cuando me estrené en Las Mayores”, comentó el cátcher que promedia .273 en la cita. “Sentí muchas emociones antes y durante el cotejo. Gracias a Dios, pude ser clave en esta victoria”.

Por los cósmicos, el camarero José Altuve, quien vio poca acción en los Entrenamientos Primaverales debido a dolencias físicas y todavía no ha tomado ritmo en su swing, finalizó de 4-0. Posee un average de .167.

Por Texas, Odor tronó de 3-1 y suena .267. Sus compañeros Elvis Andrus (campocorto) y Asdrúbal Cabrera (antesalista) se fueron de 3-0 cada uno. El torpedero liga .375 y el tercera base .357.

El norteamericano Brad Peacock (1-0) salió airoso, su coterráneo Sampson (0-1) perdió y el mexicano Roberto Osuna (1) salvó.

Valencia / Joseph Ñambre

Share This:

Comentarios

  astros-de-houston   grandes-ligas   rangers-de-texas   robinson-chirinos   

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!