Deportes

Tigres y Rayados dirimen a campeón de la Concacaf

Rayados de Monterrey tiene la ventaja sobre Tigres en la Gran Final de la Liga de Campeones de la Concacaf, al ganar 1-0 el duelo de ida /Foto: Orlin Wagner /AP

Un clásico tiene que ver con la popularidad y el interés que despierta.

Tratándose de México, Tigres y Monterrey son los máximos exponentes de la rivalidad más cautivante en la actualidad. Los dos equipos que tienen sede en esta ciudad localizada al norte del país medirán fuerzas el miércoles por la noche para dirimir al campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Los Rayados tomaron ventaja de 1-0 en el partido de vuelta realizado la semana pasada.

El choque entre ambos en la final del torneo regional se da apenas año y medio después de su enfrentamiento en la final del torneo Apertura 2017 y quizá podría ser preludio a un nuevo choque en el actual Clausura. Ambos son serios candidatos al título doméstico, con Tigres como segundo y Monterrey tercero.

Se trata de claras señales de que Tigres y Rayados cada día le roban protagonismo a los llamados “cuatro grandes” del fútbol local: Pumas, Cruz Azul, Chivas y América, equipos que tradicionalmente son los que más aficionados arrastran a nivel nacional.

Aunque la popularidad y el interés del enfrentamiento entre Tigres y Monterrey todavía palidece ante lo que despierta a lo largo del país un clásico entre América y Chivas, la pasión desbordada entre los habitantes de una misma ciudad en México no tiene paralelo con lo que se vive en Monterrey cuando sus dos equipos se enfrentan.

Afición

“Los aficionados de otros equipos de los grandes para defender a su equipo siempre sacan el argumento de que tienen más historia, pues entonces que se vayan a un museo, pero cuando hablamos de fútbol, sólo importa ganar y estar siempre entre los primeros y eso es lo que tienen los equipos de Monterrey”, dijo Humberto Mendoza, un aficionado de Tigres, de 33 años de edad.

El fanático tiene un punto válido. En los últimos 10 años, Monterrey ha levantado dos títulos de liga y ha caído en tres finales. Tigres ha levantado cuatro títulos de liga y ha tropezado en dos finales. Los Rayados además se coronaron tricampeones de la Concacaf entre 2010 y 2013 y los universitarios perdieron las finales del 2015-16 y 2016-17, con América y Pachuca, respectivamente.

En la Copa, Tigres fue campeón en el Clausura 2014 y Rayados en el Apertura 2017.

En ese lapso, de los cuatro “grandes” sólo América ha respaldado su mote con actuaciones coronándose tres ocasiones en la liga, dos en la Concacaf y uno en la Copa MX.

Chivas tiene una liga en el Clausura 2017, una corona de la Concacaf y dos Copas MX.

Cruz Azul sólo tiene en sus vitrinas las Copas MX del Clausura 2013 y del Apertura 2018 y Pumas se coronó monarca de liga en el Clausura 2009 y en el Clausura 2011.

“La realidad es que los dos equipos (de Monterrey), de unos años para acá vienen haciendo las cosas muy bien y esto es el resultado”, dijo el entrenador de Tigres, el brasileño Ricardo Ferretti. “Ya jugamos una final, esta es otra, es una gran satisfacción que una vez más tengamos una final entre nosotros y los dos tenemos la ilusión de ganar este torneo”.

El dominio de los equipos regiomontanos en los últimos años va de la mano con lo que ambos han invertido en sus nóminas. De acuerdo al portal Transfermarket, Monterrey posee la plantilla más cara en México con 91,15 millones de dólares, mientras que Tigres es tercero con 80,19.

América es el segundo equipo que más invierte en México con un equipo tasado en 82,09 millones.

Ese poder económico de los equipos de Monterrey es sólo un reflejo de lo que ocurre con el estado de Nuevo León, que de acuerdo a cifras oficiales, el año pasado aporto el 7,5% del producto interno bruto del país, sólo superado por la Ciudad de México con 16,5 y el Estado de México con el 9.

“Tanto ellos como nosotros tenemos la ilusión de ganar este torneo, no hay obligación de hacerlo”, dijo Ferretti sobre la presión de coronarse por las grandes inversiones de ambos. “De nuestra parte hay ambición por lograrlo y quitarnos de encima esta situación de no poder ganar torneos internacionales. Ellos creo que quieren ganar porque no han ganado nada en su nuevo estadio”.

En los aficionados de Monterrey sigue fresco el recuerdo de lo que ocurrió en la final el Apertura 2017, cuando Tigres se coronó en casa de Rayados, que durante el torneo regular había sido el mejor equipo.

Ahora en la final de la Concacaf, Monterrey tiene la ventaja de un gol que logró la semana pasada y la oportunidad de cerrar en casa la final.

“Monterrey tiene a favor el hambre de revancha porque que han sufrido derrotas y esas te hacen más fuerte. Tigres tiene a favor la experiencia de jugadores con liderazgo y con los que ganó títulos”, dijo Aldo De Nigris, un ex jugador de Rayados y ahora analista de televisión.

Valor agregado

“Esta Copa tiene el valor que te manda al Mundial de Clubes que es algo que a lo que pocos tienen oportunidad, pero en México importa más la liga, pero para mí todas las finales son importantes”, agregó De Nigris. “Yo creo que aunque Rayados perdió la liga pasada, la presión ahora es de ellos porque no han ganado un torneo internacional”.

Lo único seguro es que la final entre estos dos paralizará a Monterrey, una ciudad donde no importa si eres hombre o mujer, niño o anciano. Sólo puedes encajar en dos categorías: Eres de Tigres o de Rayados.

Monterrey / Carlos Rodríguez /AP

Share This:

Comentarios

  concacaf   final   liga-campeones   rayados   tigres   

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!