Mundo

Gobierno cubano añadió nuevos productos a su tarjeta de racionamiento

Las autoridades no explicaron qué tipo de salchichas serán las destinadas al racionamiento. ]Foto:Internet

Productos como el arroz, los frijoles o los chícharos, que estaban en venta libre, pasan a la libreta de racionamiento .

El régimen cubano ha añadido a la tarjeta de racionamiento una serie de productos que se vendían hasta ahora sin restricciones para “evitar el acaparamiento”.

Según Águedo Madruga Torreira, subdirector del Grupo Empresarial de Comercio en Cienfuegos, la medida entró en vigor este lunes tras darse a conocer en el Pleno Provincial del Partido Comunista.

Según pudo conocer este diario, los chícharos comenzarán a venderse a razón de cinco libras por núcleo familiar. También se podrá adquirir un paquete de salchichas cada tres meses a 15 CUP por familia o dos en caso de ser más de cuatro personas. Las autoridades no explicaron qué tipo de salchichas serán las destinadas al racionamiento.

La información se dio a conocer mediante un medio del partido comunista, los chícharos comenzarán a venderse a razón de cinco libras por núcleo familiar. Se venderá un paquete de salchichas por familia cada tres meses a 15 pesos, moneda nacional. En caso de que la familia sea mayor de cuatro personas podrá adquirir dos paquetes. .

Por otro lado, el arroz y los frijoles, que eran vendidos de manera normal, quedarán racionados en todos los mercados estatales a razón de cinco kilogramos por persona y solo podrá comprarse dos kilogramos de pollo por cliente en los llamados “Mercados Ideales”. También el aceite se racionará a dos botellas por persona.

Según una fuente oficial del Ministerio de Finanzas y Precios que accedió a hablar sin revelar su identidad, continuarán las ventas liberadas, pero se verá reducido el número de productos en las tiendas, tanto en moneda nacional como en divisas.

“Se están tomando estas medidas porque el país está bajo ataque de Estados Unidos. Queremos evitar que las personas con menos recursos se queden sin alimentos. La situación está muy mal y la crisis podría empeorar en las próximas semanas”, dijo la oficial.

La alimentación no es lo único que se ha visto afectado por el agravamiento de la crisis en las últimas semanas. La reunión del Pleno del Partido Comunista también abordó la escasez de combustible que aqueja a la provincia.

La mayoría de las rutas del transporte público de la ciudad tienen en este momento un solo ómnibus trabajando. A esto se agrega la cancelación de casi todos los los viajes intermunicipales y la reducción de las salidas interprovinciales.

“Ayer salí a la calle a ver si podía comprar algo de comer, pero ni con dinero se consigue nada. Dicen que llegó el Período Especial segunda parte pero yo quisiera saber cuándo se acabó el primero”, dijo Yosbanys Guilarte, un cienfueguero que vive en el reparto de Tulipán.

En La Habana se han producido durante los últimos días varias reuniones para informar a funcionarios, miembros del Poder Popular y militantes del Partido Comunista (PCC) de las nuevas medidas. “Nos dijeron que se trata de acciones que hay que tomar para evitar que las personas de menores ingresos queden desamparadas ante el alza de los precios en los mercados agrícolas y el desabastecimiento en las tiendas en divisas”, contó una empleada del Ministerio de Turismo (Mintur) y miembro del PCC en La Habana Vieja.

El oficialismo ha prohibido en los medios de comunicación el uso del término Período Especial, que remite a la crisis que vivió Cuba tras el fin de los subsidios de la Unión Soviética, valorados en 65.000 millones en 30 años por el economista Carmelo Mesa-Lago.

Los empleados de las Tiendas de Recaudación de Divisas también han recibido la “orientación” de llenar los estantes con el mismo producto, “de forma que no se note el desabastecimiento”, dijeron empleados a este diario.

Según datos oficiales, el Gobierno cubano debe a los proveedores de alimentos de la Isla alrededor de 1.500 millones. Cuba importa cerca del 80% de los alimentos que consume por la incapacidad de las empresas, en poder del Estado, para producir.

En abril de este año el ministro de Economía de la Isla, Alejandro Gil, informó de la previsible reducción de las importaciones por la falta de liquidez. Este año Cuba destinará 5.000 millones a compras de alimentos y combustible en el extranjero.

A la grave situación de la economía se suman las sanciones de Estados Unidos, aumentadas , el pasado 2 de mayo, con la activación de los Títulos III y IV de la Ley Helms-Burton. El presidente de EE UU, Donald Trump, amenazó a la Isla con un “embargo total” si no deja de sostener -con inteligencia y militares, según Washington- al régimen de Maduro, cuyo descalabro es otra de los principales causas del naufragio de la economía cubana.

Caracas/ La patilla

Share This:

Comentarios

  comida   cuba   racionamiento   

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!