Locales

Centros comerciales en la zona norte de Anzoátegui están en decadencia

Vendedores y visitantes lamentan la decadencia en que se encuentran los lugares de distracción / Foto: Samir Aponte

La crisis en el país ha empeorado. El deterioro se hace cada vez evidente y los centros comerciales (CC) son una muestra de esta mala situación. En la zona norte de Anzoátegui los recintos de esparcimiento y comercio más conocidos son Puente Real, Plaza Mayor y Regina, los cuales han sido víctimas de la ruina a distintos niveles.

Pasillos con pocos visitantes, falta de alumbrado, aires acondicionados dañados o funcionando a media máquina, locales vacíos, pocas tiendas abiertas con escasa mercancía y falta de agua, son algunas de las carencias que hoy en día padecen la mayoría de estos establecimientos.

La dueña de una tienda ubicada en CC Plaza Mayor, Daniela Salazar, indicó que la situación del país es inquietante porque “como los de muchos comerciantes, los productos que vendo no son de primera necesidad. Ahora ya ni los dueños de tiendas de ropa se salvan porque las personas no compran artículos de vestir como antes. Entonces como uno sabe que la prioridad para todos es la comida, eso hace que el futuro de un negocio de artículos de menor necesidad sea muy incierto”.

La comerciante agregó que “ahora opto por cerrar antes de que oscurezca, me da temor quedarme en la tienda con esos pasillos solos. El centro comercial se llena cuando en el cine hay lunes popular o cuando en el supermercado hay productos a bajo precio. La verdad, ya no es rentable tener un negocio así, y tampoco quiero cambiar de ramo porque sé que volverá la prosperidad al país”.

La falta de seguridad, tanto adentro como en los estacionamientos, hace que la ciudadanía se abstenga de ir, a menos que sea por algo estrictamente necesario.

El comprador José Castillo comentó que en febrero, con motivo del Día de los Enamorados, acudió al centro comercial Puente Real, ubicado en Nueva Barcelona (municipio Simón Bolívar), y lo despojaron de diversas pertenencias. “No duré ni 15 minutos; cuando regresé al carro noté que me habían roto el vidrio y se habían robado la batería y el caucho de repuesto, más otras cosas de valor. Me salió una millonada el regalo y no hay a quién reclamarle”, comentó.

“He notado que el centro comercial que tiene más movimiento es el Regina. He ido en varias oportunidades y me parece que las tiendas sí se encuentran llenas de artículos, aunque como todo, a las 6:00 pm o mucho antes ya están cerrando los locales. Lo único que queda abierto es el cine”, acotó Castillo.

Vendedores y visitantes lamentan la precariedad en que se encuentran  estos lugares de distracción y esperan que algún día la realidad mejore.

Barcelona / Rosa Marina Silva

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!