Venezuela

Iglesia exhorta a la ONU a exigir al Estado cese de violaciones a los derechos humanos

La Conferencia Episcopal lamentó que los efectivos detenidos por la muerte del capitán Acosta sean jóvenes de 22 y 23 años / Foto: Cortesía

La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal  Venezolana (CEV), presidida por monseñor Roberto Lückert, exhortó a   la Oficina de la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a exigir al Estado venezolano el cese del patrón de violaciones a estos derechos humanos en el país.

La solicitud la hizo esta instancia de la Iglesia luego de la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo y de la represión contra el adolescente Rufo Chacón que tuvo como resultado la pérdida de la vista.

“La prisión preventiva dictada a los dos funcionarios adscritos a la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) que actuaron contra el capitán Acosta Arévalo y de los efectivos que dejaron desfigurado y ciego al joven Rufo es un primer paso hacia la justicia. Sin embargo, consideramos que las investigaciones deben regirse de acuerdo con los estándares y protocolos internacionales relacionados con los casos de tortura y no como una simple investigación penal. Eso incluye la realización de la autopsia de ley adecuada y con expertos independientes y preservar de manera adecuada todo el acervo probatorio”, señaló la comisión de la Iglesia en un comunicado emitido este jueves 4 de julio.

La CEV advirtió que la desaparición forzada, la tortura, los tratos crueles, inhumanos o degradantes, los excesos policiales perpetrados con fines de investigación criminal, como medio intimidatorio, como castigo personal, como medida preventiva, como pena o con cualquier otro fin contra los venezolanos “son prácticas instaladas en los órganos militares y policiales, y están ocurriendo permanentemente, como un secreto a voces que nos clama en la conciencia”.

Al mismo tiempo, lamentó que los efectivos militares detenidos por el caso del capitán Rafael Acosta Arévalo sean jóvenes de 22 y 23 años.

 “¿Esta es la generación de relevo de la Fuerza Armada? ¿Quiénes enseñaron a estos jóvenes a causar tanto daño a sus hermanos? ¿Cuáles son las responsabilidades de los superiores en la cadena de mando de esas instituciones?”.

Caracas / Corresponsalía

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!