Deportes

Calor en Tokio obliga abreviar prueba de triatlón femenino

La mexicana Cecilia Pérez (centro) se desmaya tras competir en el triatlón femenino en el Odaiba Marine Park de Tokio, una de las sedes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. (AP Foto/Jae C. Hong)

El agobiante calor de Tokio obligó abreviar una prueba clasificatoria del triatlón femenino de los Juegos Olímpicos debido a las elevadas temperaturas que probablemente incidirán en las justas del año próximo.

La Unión Internacional de Triatlón (ITU por sus siglas en inglés) redujo la distancia del tramo de carrera del triatlón, de 10 a 15 kilómetros el jueves, al advertir que las temperaturas habían “niveles extremos”.

“Todas las partes estuvieron de acuerdo con la decisión del delegado médico de la ITU y los delegados técnicos de la ITU para que la distancia se acortase a 5 km, en consideración a la salud de los atletas”, dijo la ITU en un comunicado.

El rigor del calor y la humedad del verano en Tokio es algo que preocupa a los organizadores de los Juegos Olímpicos, que se pondrán en marcha el próximo 24 de julio. Las temperaturas suelen oscilar en los 32 grados centígrados (90F), el cual fue el nivel el jueves y con un pronóstico de 36C (97F) el sábado.

La carrera arrancó a las 7:30 de la mañana.

Esto no fue un problema durante los Juegos de Tokio en 1964, los cuales se disputaron en octubre. El calendario deportivo y las exigencias de la televisión forzaron a que se escenifique en pleno verano esta vez.

“La ITU informó a Tokio 2020 que se necesita un estudio a fondo tras las competiciones esta semana”, dijo Masa Takaya, portavoz del comité organizador. “En este sentido, seguiremos colaborando junto al equipo”.

Las británicas Jess Learmonth y Georgia Taylor-Brown fueron descalificadas por intencionalmente alcanzar un empate en el primer lugar. La prueba daba boletos a los Juegos para varios países.

La ITU consideró como “muy buenas” las condiciones del agua en la Bahía de Tokio.

Nadadores que compitieron en una prueba de larga distancia, en el mismo escenario para el triatlón, se quejaron de olor nauseabundo del agua.

El agua sucia fue un enorme problema en la anterior justa olímpica, la de Río de Janeiro 2016, en la que las pruebas de aguas abiertas tuvieron altos niveles de virus y bacterias debido a que Río no tenía un adecuado sistema de tratamiento de aguas sucias.

“No hay preocupación sobre la calidad del agua en la Bahía de Odaiba”, dijo la ITU en un comunicado.

TOKIO / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad


Do NOT follow this link or you will be banned from the site!