Locales

Ciudadanos gastan, mínimo, 65% del salario base en pasaje

Para trasladarse en el eje norte de Anzoátegui, una persona cancela no menos de Bs 26.000 en una ruta (ida y vuelta) / Foto: Archivo

Con el pasar de los días, el poder adquisitivo de los venezolanos se quebranta aún más por los constantes incrementos de los precios, que no sólo se observan en los rubros alimenticios, sino también en servicios como el transporte público y privado, al cual recurre la mayoría de los ciudadanos.

Y es que en menos de cuatro meses, las tarifas han sido elevadas por el Ejecutivo nacional en dos ocasiones: el 23 de mayo y el 26 de agosto. Esto sin contar los aumentos aplicados por los conductores de manera arbitraria dada su inconformidad con los montos establecidos oficialmente.
Mientras tanto, los usuarios continúan percibiendo el mismo salario mínimo mensual de 40.000 bolívares, como fue fijado hace más de tres meses.

Con la reciente actualización de tarifas, a la cual se deben ajustar los trabajadores del volante de Anzoátegui, aun cuando la Mancomunidad de Transporte Terrestre Urbano (Mttu) no haya emitido la correspondiente gaceta regional, los habitantes de la zona metropolitana gastan por movilizarse en una ruta (ida y vuelta), los cinco días de la semana durante un mes, al menos Bs 26.000. Ello equivale a 65% del sueldo base.

Este monto aplica sólo para quienes utilizan el Bus de Tránsito Rápido (BTR) “Cacique Cayaurima”, cuyo pasaje cuesta Bs 640, pero se ven obligados a pagar 650 bolívares porque los choferes, generalmente, no disponen de sencillo para dar el vuelto.

En cambio, si el traslado es a través de autobuses de líneas privadas en una ruta corta (menos de 20 km) les cobran Bs 800 (precio establecido), es decir que mensualmente tienen que desembolsillar, mínimo, Bs 32 mil.
No obstante, la mayoría de los choferes exige Bs 1.000 en cualquier ruta, por lo que para moverse en bus (ida y vuelta) durante los días hábiles del mes, los usuarios deben disponer de un salario base para cancelar el servicio.

Deserción

Mientras tanto, el presidente del Comité de Usuarios de la zona metropolitana de Anzoátegui, Pablo Malavé, lucha para hacer cumplir el decreto nacional ante la especulación que ha disparado los precios. Manifestó preocupación por las consecuencias que han traído estos incrementos.

“Esto ha ocasionado que la deserción escolar llegue casi a 65%, mientras que la laboral alcanza 70%. La gente se está yendo sin ni siquiera renunciar porque no le alcanza el dinero”, expresó.

En cuanto al pasaje en el BTR, señaló que sigue en pie su propuesta de solicitarle al Ministerio de Transporte y Comunicaciones, a la Presidencia y Vicepresidencia, la reconsideración de la tarifa, puesto que es poca la diferencia con respecto a los buses particulares.

Alternativa

El trabajador de seguridad José Medina comentó que continúa en su puesto de trabajo porque percibe más del ingreso mínimo, se ayuda con algunas bonificaciones y no agarra más de un colectivo para ir a su lugar de labores.

“Aunque al final es poco lo que le queda a uno para comprar ante la hiperinflación, pero peor están las personas que agarran dos autobuses y hasta tres para llegar a sus trabajos. Si pagas busetas y carritos por puesto el gasto es mayor”, acotó.

El presidente del Comité de Usuarios recalcó que tratarán de oficializar Bs 1.000, pero sólo para la ruta Barcelona-Puerto La Cruz por la Av. Jorge Rodríguez, donde la distancia es de 19 km con 700 metros.

“Si nosotros insistimos en que cobren Bs 800 van a empezar a cortar las rutas: hasta el Crucero o Molorca. Trataremos de que la Mttu acepte”.

Puerto La Cruz / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!