Venezuela

Gremios alertan sobre posible escasez ante anuncio de control de precios

Expertos dicen que posibilidad de controles obedece a que a la inflación se le acabó la “estabilidad” de los últimos meses / Foto: AVN

A un año de la publicación de la lista de 25 alimentos regulados del Plan 50, Nicolás Maduro anunció que el Gobierno volverá a controlar, de forma permanente, los precios de productos de primera necesidad, en medio de una hiperinflación que entre agosto de 2018 y agosto de 2019 llegó a 135.379,8% según la Asamblea Nacional (AN).

Es la primera vez en el año que Maduro ordena retomar dicho control luego de haber permitido la liberación de precios, aun cuando no ha derogado la Ley Orgánica de Precios Justos ni la Ley de Precios Acordados, adoptada en 2017 por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Gremios y expertos alertan sobre una posible escasez si el Gobierno aplica la medida.

El pasado 4 de septiembre, el gobernante venezolano ordenó a Tareck El Aissami, vicepresidente del Área Económica, sentarse en mesas de trabajo con productores y agroindustriales para acordar precios de productos y luego publicarlos permanentemente en una lista.

“Señor vicepresidente sectorial de economía, Tareck El Aissami, lo encargo a usted subordinado a la vicepresidente Ejecutiva, Delcy Rodríguez, para que establezca de manera permanente, con información al pueblo, el sistema de precios acordados y justos actualizado, es una orden de pleno cumplimiento y de protección al pueblo”, dijo Maduro, quien achacó a la especulación y a la falta de contraloría el fracaso del “equilibrio alcanzado entre los precios de los productos y la capacidad adquisitiva de los venezolanos”.

El presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Felipe Capozzolo, dijo que los “precios acordados, cuidados, justos o forzados con la excusa de proteger al pueblo, como los quieran llamar, son la vía rápida para desaparecer productos y, sobre todo, el poder de elegir del ciudadano. Oferta y demanda es la vía, lo demás son historias”.

Más escasez a la vista

El líder de Consecomercio exigió al Gobierno que desista de cualquier intención de regular precios, “porque no va a contribuir a resolver la situación tan delicada en materia de abastecimiento” que se está viviendo en este momento en Venezuela. “Cada vez que se reajustan precios sencillamente los productos comienzan a desaparecer de los anaqueles, y este no es el momento adecuado”, aseguró.

Hace un año, el Gobierno publicó en la Gaceta Oficial Extraordinaria 6397, de fecha 21 de agosto de 2018, la lista de los primeros 25 productos del Plan 50 cuyos precios fueron regulados, supuestamente tras un acuerdo con las 33 productoras agroindustriales más grandes de Venezuela “para fortalecer la productividad y proteger la estabilidad de los precios”, según El Aissami.
En junio de 2018, el vicepresidente del Área Económica convocó a los productores a “a sendas jornadas de trabajo” para “sincerar las estructuras de costos” y fijar los importes de los principales productos del Plan 50, incluyendo de aseo del hogar e higiene personal. El sector privado, por su parte, dijo que la mayoría de los precios publicados en agosto no fueron acordados sino impuestos por el Gobierno.

Anaqueles, vidrieras y neveras vacías fueron el resultado de una ola de fiscalizaciones emprendida por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) tras la publicación de la lista de productos regulados.

Incluso el Gobierno detuvo al menos a 200 personas y sancionó a 500 comercios sólo en la primera semana del “Programa de recuperación económica, crecimiento y prosperidad”, que arrancó el 20 de agosto de 2018 con la entrada en vigencia de la reconversión monetaria que eliminó cinco ceros al bolívar.

“Han salido más de 200 detenidos por delitos como remarcaje de precios, especulación, acaparamiento y boicot de la economía”, informó la Sundde en un boletín que publicó el 25 de agosto. El organismo dijo que los funcionarios inspeccionaron a más de 2 mil establecimientos para supervisar que se cumplan las medidas económicas establecidas por el Gobierno.

Maduro añadió el 4 de septiembre que seguirá otorgando bonos a través del Carnet de la Patria. De hecho, el viernes 6 de septiembre el Gobierno empezó a depositar el Bono Especial Complementario de Bs 250 mil “para que todos los niños de la patria dispongan de útiles y uniformes para este nuevo año escolar 2019”, según el gobernante.

“Mientras la economía nacional logra un nivel de recuperación, de producción y equilibrio, que lo vamos a lograr, tenemos los instrumentos para gobernar la economía y para lograrlo en mediano plazo y con todos los elementos de protección social: Carnet de la Patria, los Clap, las misiones y grandes misiones”.

En septiembre de 2017, Maduro presentó a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) la Ley de Precios Acordados que fue aprobada dos meses después, el 22 de noviembre. El artículo 10 de la ley indica que “los precios acordados de los productos y servicios priorizados serán revisados periódicamente según la naturaleza de los mismos”.

Tendencia alcista

Por otra parte, el economista Luis Oliveros, quien sostiene que si el Gobierno aplica la medida y vuelve a poner a la Sundde en la calle la recuperación en el abastecimiento de bienes se acabará, explicó que Maduro quiere retomar el control de precios porque “lamentablemente los números están diciendo que a la inflación se le acabó esa ‘estabilidad’ de los últimos meses y va a empezar a subir de manera importante”. Advirtió que viene un cuatrimestre más difícil.

En efecto, el encaje bancario marginal -porcentaje de depósitos que no pueden ser utilizados-, que había estabilizado el tipo de cambio y bajado, mas no frenado, la velocidad del aumento de precios, fracasó, aseguran economistas.

De hecho, la inflación sigue con su tendencia alcista y en agosto duplicó la tasa mensual registrada por la instancia parlamentaria en julio.
El mes pasado, el indicador de alza general de precios se ubicó en 65,2%, lo que representa un incremento de 31,4 puntos porcentuales respecto a julio, cuando se situó en 33,8%, según cálculos de la AN.

La variación acumulada en lo que va de año es de 2.674% y la tasa interanual —de agosto de 2018 a agosto de 2019— se ubicó en 135.379,8%.
“Volvemos a estar por encima de 50%. Lo hemos dicho antes, esa política de encaje legal que había detenido la variación de los precios y que había generado una contracción económica tremenda es un fracaso que se evidencia en este momento en el cual los precios no se han podido contener.

Hemos visto en la última semana del mes de agosto una devaluación acelerada del tipo de cambio, que ha empujado esta variación de los precios y que en definitiva ha generado este resultado”, explicó el diputado Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas de la AN.

Hasta enero de 2019, la inflación, indicador que refleja el aumento generalizado de los precios de bienes y servicios, registró durante nueve meses consecutivos tasas mensuales por encima del umbral de 100%, es decir, los precios se duplicaron en sólo 30 días. Incluso llegó a 223,1% en agosto y a 233,3% en septiembre de 2018. En febrero pasado estuvo en 53,7%.

Pero entre los meses de marzo y julio la inflación fue inferior a 50%. En marzo fue de 18,1%, en abril de 44,7%, en mayo de 31,3%, en junio de 24,8% y en julio se situó en 33,8%.

Alvarado afirmó que el encaje bancario marginal es como un torniquete que se le aplica al sistema financiero nacional que en un momento u otro se sabía que iba a romperse y que ya se ha roto, pues los precios no se han detenido y la contracción económica es muy aguda.

Añadió que el salario mínimo (Bs. 40 mil) sólo compra 2% de la canasta alimentaria medida por el parlamento. Señaló que es la capacidad de compra más baja que tiene el sueldo desde que Maduro puso en marcha su “Programa de Recuperación Económica”. En septiembre del año pasado, el ingreso mínimo de entonces (Bs 1.800) compraba 13% de la canasta.
“El Gobierno ha generado un recrudecimiento, una profundización de la emergencia humanitaria, de la catástrofe humanitaria que viven los venezolanos”, añadió.

Oliveros comparte la misma opinión del parlamentario: “La política basada en el encaje legal fracasó, era lógico. ¿Qué esperar ahora? Muy posiblemente volverán los controles, que nunca se fueron. Sólo estaban apagados, y radicalizarán el ataque a los privados. Lo de siempre”.

Caracas / Carlos Seijas Meneses

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!