Mundo

Dos mujeres irán a juicio por presunto complot contra Notre Dame

El complot fracasó cuando las latas de combustible nunca estallaron en septiembre de 2016 / Foto: AP

Dos mujeres seguidoras del grupo Estado Islámico están siendo enjuiciadas en Francia por acusaciones de que tramaron hacer estallar un vehículo cerca de la catedral de Notre Dame en el 2016.

El complot fracasó cuando las latas de combustible nunca estallaron, y nadie resultó lastimado.

Sin embargo, las mujeres habían sido reclutadas por uno de los yihadistas más notorios de Francia y la policía afirma que la explosión, en septiembre del 2016, mucho antes del incendio que dañó la célebre catedral medieval este año, hubiera matado a decenas de personas, en uno de los vecindarios más apreciados y turísticos de Francia.

Las dos mujeres, que podrían ser sentenciadas a cadena perpetua, parecían taciturnas al comenzar el juicio en el tribunal antiterrorista de París. Hay otras seis personas procesadas por cargos relacionados.

El abogado Thibault de Montbrial, en representación de la policía francesa y de una asociación de víctimas de terrorismo, calificó el juicio del primer proceso importante relacionado con los ataques ocurridos en Francia en el 2015-2016, que estremecieron al país y endurecieron la opinión pública en cuanto a temas de seguridad.

El juicio “deja al descubierto el rol de las mujeres en la radicalización, el fanatismo y en la habilidad de llevar a cabo un acto terrorista”.

Ines Madani, hoy de 22 años, es considerada una de las responsables. Era apenas una adolescente cuando ella y Ornella Gilligmann su sumaron a un canal en la red social Telegram dirigido por el yihadista francés Rachid Kassim, según documentos judiciales.

La fiscalía sostiene que Kassim era una figura central en el reclutamiento del Estado Islámico en Francia y que estuvo involucrado en el espeluznante ataque contra un cura francés en su casa en Normandía, y en el asesinato de una pareja francesa frente a su hijo pequeño. Kassim se mudó a Siria en el 2015 y en el verano del 2016 intensificó sus amenazas en las redes sociales e incluso divulgó un manual sobre cómo perpetrar ataques terroristas. Entre sus recomendaciones estaban apuñalamientos masivos o “llenar un vehículo con cilindros de gas y rociarlo con gasolina”.

Según la fiscalía, Madani y Gilligmann intentaron hacer eso tras enviarle a Kassim en los que juraban lealtad al Estado Islámico.

El 4 de septiembre del 2016, estacionaron un Peugeot con seis cilindros de gas cerca de Notre Dame, lo rociaron con gasolina e intentaron prenderle fuego, pero la chispa nunca ardió.

París / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!