Locales

Gremios y políticos opositores dicen que el nuevo diálogo no tiene validez

Habitantes de Anzoátegui sólo quieren ver soluciones en el país / Foto: Rafael Salazar

Rechazo. Eso es lo que sienten representantes de varios gremios y partidos opositores en el estado Anzoátegui por la Mesa de Diálogo Nacional que se instaló el lunes 16 de septiembre, entre el Ejecutivo y voceros de toldas adversas al Gobierno como Soluciones para Venezuela, Cambiemos y Avanzada Progresista, que no siguen la ruta trazada por el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó.

Para el presidente de la Federación de Trabajadores de la entidad (Fetranzoátegui) y representante de la Plataforma de Conflicto en la región, Tito Barrero, ninguno de los líderes presentes en ese encuentro “tiene la cualidad para firmar algún documento en nombre de todos”.

“En el caso nuestro, tenemos instituciones que son las que firman por nosotros y primero, hay que hacer una consulta con los afiliados, no lo podemos hacer a espaldas. Por eso están descalificados”, expresó.

Según Barrero, esta negociación es una estrategia del Gobierno para desviar la atención, mientras gana tiempo para no enfrentar la verdadera situación del país.

El presidente del sindicato Unión Regional de Empleados Públicos de Anzoátegui (Urepanz), José Hurtado, manifestó que para él tampoco tienen validez los acuerdos firmados, puesto que los delegados no representan a la oposición.

“El pueblo está claro del rumbo que se inició con el desconocimiento de esa posición de dirigentes que no tienen legitimidad. Con el Gobierno no se puede dialogar mientras no exista voluntad política para solventar los problemas del país”.

Por otro lado, uno de los representantes de Fedecámaras en la región, Héctor Luna, también comentó no estar conforme con los acuerdos.
“En mi opinión, los empresarios estamos orientados hacia la libertad de empresas y hacia la democracia plena, cosa que no se ve en esas intenciones”.

Para Luna, tiene que haber un cambio de sistema para resolver el tema económico. “No hay posibilidad de salida con esta mesa de diálogo. El Gobierno tiene que dar muestras de cambios radicales en su modelo”, expresó.

Cambio

A juicio de la dirigente regional de Vente Venezuela, Astrid Silvestri, lo ocurrido el 16/9 es una burla a la realidad que viven todos los venezolanos. Lo consideró una estrategia más del “régimen”.

“La mayoría de la población espera un cambio drástico, que pasa por una Venezuela libre y unas elecciones democráticas, donde haya un sistema electoral imparcial”.

Por su parte, Luis Barrios, representante de Primero Justicia, recalcó que las negociaciones no responden a los intereses de la población, porque los delegados opositores no están autorizados por la Mesa de la Unidad Democrática.

“Es un traje que hace el Gobierno a su medida. Son sectores que no han hecho oposición en los últimos años, su credibilidad es débil”.

Mientras que la dirigente de Voluntad Popular, Nathaly Azócar, manifestó que con este supuesto diálogo, el chavismo intenta montar un escenario en función de sus requerimientos. Dijo que estas conversaciones no llegarán a nada porque esos actores no representan a nadie.

Puerto La Cruz / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!