DEPORTES  Béisbol

Félix Hernández lloró en su apertura de despedida con Seattle (+Fotos y Videos)

Félix Hernández (centro) no pudo contener las lágrimas al salir del terreno de juego en el sexto inning / Foto: Ted S. Warren /AP

El lanzador venezolano Félix Hernández no pudo contener las lágrimas en el comienzo de la sexta entrada, cuando le tocó abandonar el montículo de un T-Mobile Park –antiguo Safeco Field-, donde laboró durante 15 temporadas de Grandes Ligas para Marineros de Seattle.

Con un out en la pizarra y mientras 20.921 fanáticos coreaban su nombre, el mánager Scott Servais decidió quitarle la pelota a “El Rey” Hernández, para que recibiera una ovación en el fortín naval, donde probablemente realizó el jueves su última apertura en la derrota 3-1 de Seattle ante Atléticos de Oakland.

“Siempre serás el rey en esta ciudad”, le dijo Servais a Hernández, de 33 años, al momento de pedirle la esférica en un encuentro en el que sufrió la derrota, pero del que resultó el ganador moral.

El mánager Servais le quitó la pelota a Hernández en el sexto inning / Videos: Cortesía de Marineros de Seattle

Antes de salir del diamante, ese en el que tiró 5.1 actos, permitió tres carreras limpias y cinco hits en su último inicio de la campaña 2019, el pítcher derecho se quitó la gorra y saludó a los fans, especialmente, a los 10.000 que conformaron la Corte del Rey y se ubicaron en las tribunas laterales de la izquierda.

Todos los seguidores estuvieron ataviados con franelas amarillas y portaban pancartas que decían “gracias, esta siempre será tu ciudad”. En su ropa tenían escrita la leyenda “Por siempre, El Rey”.

Enemigos del criollo

Hernández, quien regaló tres bases por bolas y ponchó a una terna de oponentes en una salida en la que efectuó 106 pitcheos -60 de ellos cayeron en zona de strike-, tuvo como principales enemigos a Matt Olson (inicialista) y Matt Chapman (tercera base). El primero le sonó un sencillo impulsor de una rayita en el tramo inicial y el segundo un cuadrangular productor de dos anotaciones en el segundo capítulo.

A pesar de que cargó con el revés y desmejoró su foja a 1-8 en un curso en el que registró una efectividad de 6.40, “El Rey” Hernández siente que cumplió una buena presentación para unos nautas que no renovarían su contrato y lo obligarían a explorar el mercado como agente libre.

“Yo no quería conceder cinco carreras en cinco innings. Quería salir ahí fuera y hacer y mi trabajo y darle al equipo una oportunidad de ganar”, explicó Hernández a Tim Booth, periodista de la agencia de noticias AP. “Fue una noche divertida”.

Recordó el momento en el que la tristeza lo invadió antes de entrar al dugout.

“Caminaba hacia el dugout y me preguntaba qué me estaba pasando. Sentía que mis ojos se humedecían y que las lágrimas salían sin que yo lo quisiera. Yo no quería marcharme del campo llorando, pero sucedió. Fue el resultado de la emoción que sentí, porque esta es mi casa. Aquí en Seattle tengo memorias maravillosas de los primeros 15 años de mi vida deportiva”.

Atrapada increíble

El serpentinero diestro, oriundo de Valencia, estado Carabobo, salió del diamante después de ser abrazado por cada uno de sus compañeros, entre ellos Dylan Moore (jardinero izquierdo y primera base), quien efectuó una atrapada circense en el quinto capítulo para homenajearlo.

Cuando vigilaba el bosque zurdo, Moore atrapó una línea “salvaje” del toletero designado Chad Pinder para ponerle fin a un inning, en el que Hernández estaba metido en problemas, pues tenía las almohadillas repletas. La conexión parecía sobrarlo y empleó un salto, e hizo gala de una flexibilidad increíble, para quedarse con la pelota.

Dylan Moore realizó una atrapada circense en el quinto tramo con bases llenas

Hernández celebró esa acción como un “niño eufórico” y esperó a Moore para darle un abrazo. Fue una de las postales que dejó una mágica noche, en la que los fans de Hernández grabaron en sus celulares cada movimiento del escopetero criollo desde que calentó en el bullpen hasta que se retiró del terreno.

No era para menos. En caso de no seguir con Seattle, Hernández se marcharía como líder triunfos (169), ponches (2.524), episodios trabajados (2.729 y dos tercios), inicios (418) y salidas de calidad (258), de acuerdo con Baseball Reference.

Según Stats, el nativo es, apenas, uno de dos peloteros que han lucido el uniforme de los náuticos durante 15 certámenes o más. El otro es Edgar Martínez, quien lo vistió por espacio de 18 zafras y es miembro del Salón de La Fama de Las Mayores.

“El Rey” todavía no piensa en el retiro y dejó claro que desea seguir su trayectoria, así sea con otra organización.

“Vieron como lancé esta noche, creo que lo hice bien. Pienso que todavía puedo competir a este nivel”.

Tiempo para las fotos

Tras el juego, Hernández, quien perdió el duelo ante el zurdo Sean Manaea (4-0), se tomó unas fotografías con los miembros de la Corte del Rey, mientras estos últimos portaban unos carteles con la letra K, esa que sirve para señalar los abanicados y coincide con la inicial de su apodo en inglés “King Félix” (Rey Félix).

Aseguró que tuvo ese gesto con los fans, porque fueron responsables de que se convirtiera en referente de la franquicia, al punto de que con ella ganó un premio Cy Young de la Liga Americana en 2010, intervino en seis Juegos de Estrellas y concretó un partido perfecto en 2012 –el vigésimo tercero de la historia y el más reciente en el Big Show- contra Mantarrayas de Tampa Bay.

“La Corte del Rey es la mejor sección de este parque y de todo el béisbol. Hoy literalmente rugió durante todo el choque y me hizo sentir muy bien. Se merecen buenas cosas”.

Félix Hernández se tomó fotos con los miembros de la Corte del Rey

Luzardo participó en el tope

Por Oakland vio acción Jesús Luzardo, un pítcher que cuenta con doble nacionalidad (peruana y venezolana) y cumple su primera justa en el Gran Circo. Lució intratable, pues retiró a los seis rivales que retó en dos “rollos” y totalizó tres ponchetes.

Luzardo, siniestro, se apuntó su segundo hold en un torneo en el que exhibe una marca de 0-0 con un salvado y una efectividad de 1.80.

Su compañero Liam Hendriks (25) respaldó la actuación de Manaea y se llevó el salvamento en el denominado “Happy Félix Day”.

Por Seattle, Omar Narváez custodió la receptoría y se fue 2-0 para colocar su average en .278. Tuvo el honor de formar batería con Hernández en la emotiva e inolvidable jornada.

Omar Narváez formó batería con “El Rey” en el T-Mobile Park

Valencia / Joseph Ñambre

Share This:

Comentarios

  felix-hernandez   grandes-ligas   marineros-de-seattle   

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!