Locales

Sector educativo regional se declaró en emergencia

Docentes denunciaron que hiperinflación que pulveriza los salarios / Foto: Elisa Gómez

Cansados. Así dijeron sentirse los docentes que dependen de la Gobernación del estado Anzoátegui, por la falta de respuestas del Ministerio del Poder Popular para la Educación y de la Presidencia de la República ante sus solicitudes de mejoras económicas y sociales.

Y es que de cara al año académico 2019-20, que se inició el 16 de septiembre, la presidenta del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema) en la entidad, Maira Marín, aseguró que las condiciones precarias persisten en el sector, lo cual los obligó a declararse en emergencia.

Una hiperinflación que pulveriza los salarios, la deficitaria distribución del Programa de Alimentación Escolar (PAE), así como el deterioro en más de 70% de la infraestructura de los planteles de la entidad, y otras debilidades, están afectando a los educadores y a la comunidad estudiantil en general.

“Es una serie de situaciones que estamos pasando los trabajadores del estado, como los del resto del país, por lo que hemos diseñado un conjunto de acciones que partieron desde el 17 de septiembre y continuarán con asambleas junto a los padres y representantes, para detonar en protestas por la calidad de vida del educador y los estudiantes”, expresó la dirigente acompañada de delegados de la masa laboral de la región, quienes manifestaron no estar libres de los efectos de la crisis.

Según Marín, un maestro debería devengar diariamente no menos de 1.5 salarios mínimos o el equivalente a 600 dólares mensuales, para cubrir la canasta alimentaria familiar que en agosto cerró en 5 millones 378 mil 265 con 66 bolívares, para un grupo de cinco integrantes, mientras que la básica alcanzó los Bs 9.686.058.

“Hemos visto con preocupación y tristeza que el presidente de la República, Nicolás Maduro, ha realizado cuatro cadenas nacionales de radio y televisión después del inicio del año escolar, y a los docentes no les ha enviado un mensaje de aliento en cuanto a reivindicaciones económicas y sociales”, puntualizó.

Consecuencias

De acuerdo con cifras manejadas por Sinvema, cuatro de cada cinco docentes han desertado en los últimos meses, por debilidades en el sector.

“El Estado venezolano no le está brindando a la comunidad un sistema de educación de inclusión, aun cuando ellos manejan números de inclusión escolar con una serie de programas, que no vemos en ninguna parte”, señaló Marín.

Manifestó que este problema ha elevado también la deserción estudiantil. El periodo escolar anterior culminó con 10.000 estudiantes menos de los 54.000 que habían iniciado actividades en los planteles.

La información fue corroborada por el subdirector de Educación regional, Pedro Luis Rodríguez, quien atribuyó este abandono a las fallas en el servicio de transporte, a la falta de comida y recursos de los padres para enviar a sus hijos a clases.

Aunque no ofreció cifras oficiales, acotó que para el nuevo año escolar, la crisis es peor.

“No sabemos cuánto es la matrícula porque los directores pasan la lista, inclusive, después del mes, cuando se normaliza la asistencia porque ahorita es baja, menos de 50% de alumnos. Pocos tienen uniformes y comida, porque el Estado no ha repartido como tiene que ser”.

De las condiciones de los planteles, Rodríguez las calificó de críticas. Añadió que el Consejo Legislativo de Anzoátegui no ha aprobado el presupuesto de la Gobernación.

Barcelona / Elisa Gómez

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!