Mundo

La policía antidisturbios asaltó los centros comerciales de Hong Kong para cortar más protestas

Carrie Lam se ha negado a ceder ante las demandas / Foto: AP

La policía antidisturbios irrumpió el domingo en varios centros comerciales en Hong Kong en un movimiento para frustrar más protestas en favor de la democracia, mientras el líder de la ciudad se dirige a Beijing para entablar conversaciones sobre la profundización de la integración económica entre el territorio chino semiautónomo y China continental.

Hubo llamadas en línea que instaban a los manifestantes a reunirse en siete lugares para mantener un impulso a la reforma política luego de un día caótico de protestas y enfrentamientos con la policía el sábado, y el movimiento antigubernamental no mostró signos de disminuir después de casi cinco meses.

Este domingo decenas de policías antidisturbios tomaron posiciones, registraron y arrestaron a la gente, dispersaron multitudes y bloquearon el acceso a un parque al lado de la oficina del líder de la ciudad, Carrie Lam.

Aún así, pequeños grupos de manifestantes incondicionales lograron causar algunos problemas.

Mientras algunos cantaban consignas en el centro comercial New Town Plaza en Sha Tin, la policía dijo que se mudaron después de que unos “alborotadores enmascarados” con extintores de incendio destrozaron los torniquetes y rompieron ventanas en la estación de metro vinculada al centro comercial.

En dos centros comerciales en los Nuevos Territorios en el norte, los manifestantes destrozaron tiendas, tiraron pintura y atacaron una tienda de la cadena de comida rápida japonesa Yoshinoya, que ha sido atacada con frecuencia después de que su propietario expresó su apoyo a la policía de Hong Kong.

La policía se apresuró a entrar en uno de los centros comerciales después de que les arrojaron objetos. En otro, los manifestantes usaron paraguas y bridas para cerrar la entrada del centro comercial y evitar que la policía entrara.

Contexto

Las protestas comenzaron a principios de junio sobre un plan ahora archivado para permitir extradiciones a China continental, pero desde entonces se han convertido en un movimiento que busca otras demandas, incluidas elecciones directas para los líderes de Hong Kong y una investigación independiente sobre la conducta policial.

Carrie Lam se ha negado a ceder ante las demandas y, en cambio, se ha centrado en las medidas que, según ella, contribuyeron a la ira de los manifestantes, como crear empleos y aliviar los problemas de vivienda en una de las ciudades más caras del mundo. Invocó poderes de emergencia el mes pasado para prohibir las máscaras faciales en las manifestaciones, provocando más enojo.

Hong Kong / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!