Deportes

El Rácquetbol nacional tiene sello anzoatiguense

Leyenda : Lilian Zea (Izq) ha representado a Venezuela en cada uno de los eventos del ciclo olímpico (Foto: Cortesía)

Pese a no tener la tradición en el país que tienen el béisbol, el baloncesto o el fútbol, y que está detrás de otras disciplinas de carácter amateur como el judo, el taekwondo o el kárate, el rácquetbol está creciendo poco a poco con una anzoatiguense entre sus exponentes más jóvenes.

Es un deporte muy similar al tenis, aunque se juega en cancha cerrada. Consiste en golpear la pelota con una raqueta contra la pared sin que llegue a tocar dos veces el suelo. Los puntos se anotan únicamente cuando una persona tiene el servicio y la victoria es para el ganador de dos sets que se le adjudican al que consiga llegar primero a 15 tantos, excepto en el tercero para el eventual desempate donde bastan 11.

La delegación venezolana de ráquetbol que estuvo en los Juegos Panamericanos que se disputaron hace tres meses en la ciudad de Lima, contó con la nóvel atleta, Lilian Zea.

Zea, quien a pesar de haber nacido en Caracas hace 21 años, se formó deportivamente en Anzoátegui y representa a la entidad en las diferentes válidas y Juegos Nacionales desde que tiene 12 años.

La pasión por este deporte comenzó gracias a un integrante de la familia, pese a que ella en sus inicios practicaba tenis.

”Empecé en este deporte gracias a Andrés, mi hermano mayor, que tenía bastante tiempo jugando rácquet y aunque yo estaba en tenis siempre iba a verlo porque las canchas quedaban cerca. Un día decidí probar en una clase y me encantó. Desde ese momento lo practico hasta la actualidad”, cuenta Zea.

Incursionar en el rácquetbol le ha dado frutos, pues además de representar a Anzoátegui en diferentes citas a lo largo del territorio nacional, también se ha puesto la camiseta de Venezuela en eventos como el Mundial Junior celebrado en Los Ángeles y el Open de Irlanda.

En la selección nacional comparte junto a su otro hermano, Luis Felipe, miembro habitual del equipo tricolor que sale a competir fuera de nuestras fronteras como sucedió en el Panamericano clasificatorio a Lima 2019, donde no pudo conseguir hacerse de uno de los cupos faltantes.

La jugadora también pudo alcanzar uno de los sueños de todo competidor al estar presente en los Panamericanos de Lima de la que a pesar de caer frente a la experimenta colombiana Adriana Riveros y la argentina Natalia Méndez, cree que fue una buena experiencia, sobre todo para alguien que cerró de esa manera el ciclo olímpico al disputar Juegos Centroamericanos, Sudamericanos y Bolivarianos.

”Lima para mí fue una experiencia bastante satisfactoria porque tenía mucha emoción de estar en unos de los torneos más importantes que existen para un atleta. Estar ahí clasificada representando a mi país no tiene precio. A pesar de no obtener los resultados esperados, siempre cada evento te deja un aprendizaje para seguir mejorando y dar cada día lo mejor. Sin duda es una de las mejores vivencias que he tenido”, resaltó.

El rácquetbol todavía no cuenta con el aval del Comité Olímpico Internacional para ingresar a los JJOO, por lo cual participa en los World Games desde la edición de 1981, aunque se ausentó en 2017. No obstante, para la cita de 2021, en Birmingham, Estados Unidos, sí contará dentro del cronograma de competencias y la oriental proyecta tener su nombre inscrito en aquella justa.

”Es una de mis metas principales, trabajar en clasificar el año que viene a los World Games”, manifestó.


Puerto La Cruz / Alejandro Jesús Fernández


Share This:

Comentarios

  deportes   multideportivo   racquetbol   world-games   

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!