Mundo

Policía de Hong Kong: Manifestantes están fuera de control

La policía antidisturbios lanzó gases lacrimógenos durante un enfrentamiento con estudiantes en la Universidad Politécnica de Hong Kong / Foto: AP

La policía de Hong Kong advirtió este jueves a los manifestantes que estaban a “un paso del terrorismo” por sumir a la ciudad en el caos, mientras escuadrones antimotines se enfrentaban con estudiantes activistas en las principales universidades.

La policía no recibió ninguna petición para imponer un posible toque de queda durante el fin de semana, explicó el vocero policial, Tse Chun-chung. Un medio estatal chino eliminó un tuit en el que decía, según fuentes no identificadas, que las autoridades estaban considerando la medida.

“Estamos al tanto del relevante reporte que circula por Internet”, dijo Tse en una conferencia de prensa diaria en la que se refirió al reporte como “falso”. La potestad para ordenar el toque de queda la tiene la líder ejecutiva de la ciudad, Carrie Lam, y “por eso la policía no está en condiciones de realizar comentarios”, agregó.

“La fuerza es capaz y está decidida a controlar los disturbios sociales de Hong Kong en este momento. Agradecemos cualquier nueva medida que nos pueda ayudar a conseguir el objetivo se restaurar la seguridad y el orden público en Hong Kong”, manifestó el portavoz.

Con un lenguaje inusualmente duro, dijo que los estudiantes estaban convirtiendo los campus universitarios en “fábricas de armas” y en un “semillero” para la delincuencia.

“Sus actos están a un paso del terrorismo”, señaló Tse advirtiendo de un gran desastre si las bombas incendiarias almacenadas en los campus prenden.

La violencia que estalló esta semana en la Universidad China de Hong Kong se está extendiendo a otros centros “como una célula cancerígena”, agregó el vocero mencionando a la Universidad de Hong Kong y a la Universidad Bautista.

“Es hora de despertar. Ninguna Sociedad puede tolerar tanta violencia sin sentido”, dijo.

Sin un final a la vista para las protestas, la asediada policía nombró agentes especiales a un grupo de guardas de prisiones.

Los habitantes de Hong Kong se enfrentaron a la cuarta jornada consecutiva de problemas de tránsito y transporte luego de que los manifestantes cerraron algunas de las principales calles y redes ferroviarias.

La actividad cotidiana de la ciudad de 7,5 millones de habitantes se vio entorpecida por la dificultad de miles de personas para llegar a trabajar.

El gobierno pidió en un comunicado a los empleadores que sean flexibles: “Ante la imposibilidad de los trabajadores para presentarse a tiempo a sus labores a causa de las condiciones de tránsito o del servicio de transporte público, los empleadores deben brindar la debida consideración a las circunstancias”.

La policía antidisturbios lanzó gases lacrimógenos durante un enfrentamiento con estudiantes en la Universidad Politécnica de Hong Kong. Los manifestantes arrojaron bombas de gasolina y otros objetos desde puentes durante choques en los planteles esta semana. La Universidad China de Hong Kong suspendió clases para el resto del año y otras instituciones pidieron a los estudiantes cambiar a la enseñanza en línea.

Los estudiantes de la Universidad China, que el martes fue escenario de algunos de los enfrentamientos más intensos después de que los estudiantes arrojaron más de 400 bombas incendiarias a la policía, se han atrincherado en un campus en los suburbios.

Las protestas antigubernamentales han asolado a Hong Kong y dividido han dividido a sus habitantes durante más de cinco meses.

El movimiento comenzó en junio debido a una iniciativa de extradición que ya fue retirada. Los activistas la consideraron otro indicio de erosión de la autonomía y libertades de Hong Kong, que China prometió mantendría durante 50 años bajo el principio de “una nación, dos sistemas” cuando la colonia británica regresó a control chino en 1997.

Hong Kong / AP

Share This:

Comentarios

  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!